Ray Charles 1968 Newport Ray Charles 1968 Newport

ESPECIAL // Las 10 mejores canciones de Ray Charles

Hace 17 años falleció Ray Charles, quien desdibujó los límites entre los géneros e inspiró a algunos de los mejores músicos del siglo XX.

10 Jun, 2021

Cuando se trata de los grandes músicos de mediados del siglo XX, hay dos tipos de vocalistas: la gente que hace sonar que el mundo es un lugar hermoso y la gente que dice la verdad. El poder de Ray Charles proviene de cantar como el primero y, sin embargo, de darte el segundo a granel. Podría canturrear con lo mejor de ellos, pero su música, en su mejor momento, es sucia como un pecado.

Un músico que canaliza su negrura; su debilidad por las mujeres; su consumo de drogas; y su amor por los estados del sur en su música con igual aplomo. Ray Charles fue un pianista virtuoso, un letrista excelente y un cantante maravilloso. También era un hombre complicado que solo dejó su adicción a la heroína reemplazándola con marihuana y ginebra, y es seguro decir que no tendríamos mucho de lo que hizo grande a la música del siglo XX sin él. El estilo distintivo que desarrolló no solo aseguró su lugar entre los grandes de la música, sino que inspiró a todos, desde Aretha Franklin hasta Elvis Presley, Stevie Wonder y Van Morrison.

Al igual que con muchos grandes artistas en este momento de la historia, aunque Ray Charles produjo algunos álbumes fenomenales, a menudo es en sus canciones individuales, y versiones de clásicos, donde se puede ver rápida y fácilmente de qué está hecho. Algunas canciones son difíciles de ubicar, otras imposibles de rastrear, pero todas valen la pena el viaje.

Cuando se cumplen 17 años de su muerte, en la radio dle rock elegimos las 10 mejores canciones de Ray Charles...

I Can’t Stop Loving You

Ray Charles nunca se apartó de la orquestación, pero "I Can’t Stop Loving You" es el epítome de lo que hace mejor. Originalmente un éxito country de Don Gibson en 1957, la canción apareció en uno de sus mejores álbumes "Modern Sounds in Country and Western Musi"c, en 1962. El susurro melódico del original se reemplaza aquí por un hombre angustiado, contra un quejumbroso , coro angelical. La canción también se utiliza en el clímax de Metropolis, la adaptación al anime de 2001 del manga de Osamu Tezuka, que se inspiró en la película muda de 1927 del mismo nombre. Allí, esa combinación de grandeza y tristeza le da la sensación de estar escuchando la última transmisión de radio del fin del mundo. Es, verdaderamente, una música asombrosa.

What’d I Say

Los primeros compases de "What'd I Say", que conducen a la ronca súplica de Ray Charles, "Hey mama, don't you treat me wrong / Come and love your daddy all night long", la hacen realmente una de las grandes aperturas de la música popular. La grabación que abre el álbum del mismo nombre es icónica, y le dio el primer éxito de Ray Charles en el top 10.

Drown In My Own Tears

En el álbum homónimo de Ray Charles de 1957, hay dos baladas muy similares: una es "A Fool For You", que ha sido versionada por artistas como Van Morrison, Otis Redding y Michael Jackson a lo largo de los años. La otra es "Drown In My Own Tears", que con ese gruñido de apertura y la lluvia sombría de los coros de las Raelettes, da la descripción perfecta de un corazón roto.

I’ve Got A Woman

"I've Got A Woman", tal vez la canción más conocida de Ray Charles. Con dos minutos y 50 segundos fácilmente digeribles de gran R&B, esta la puedes encontrar en su primer álbum homónimo con Atlantic. Clásico eterno.

Unchain My Heart

Algunas de las mejores canciones de Ray Charles son cuando se sumerge en el mundo del lounge y la bossa nova. Y "Unchain My Heart" es de las mejores en esos terrenos. Una canción, aparentemente, sobre un hombre adicto a su mujer, que fue escrita por Bobby Sharp durante su adicción a las drogas e interpretada por Ray Charles en medio de la suya. Por más sombrío que pueda ser su tema, como "Sound and Vision" de Bowie muchos años después, esta canción es absolutamente genial.

Georgia On My Mind

Tan querida es "Georgia On My Mind" en su región homónima que, en 1979, se convirtió en la canción oficial del estado. Ray Charles nació en Georgia, pero él no creó la canción: fue escrita originalmente por Hoagy Carmichael y su compañero de habitación Stuart Gorrell, y alcanzó el top 10 en 1931, interpretada por Frankie Trumbauer. Pero es la versión de Ray Charles la que sobrevivirá a todo lo que la precedió y la sucedió, gracias a esa amplia partitura y una actuación llena de nostalgia, amor y devoción. También fue su primera canción en llegar al número 1 en el Billboard Hot 100.

Hit The Road Jack

Una de las canciones más conocidas de Ray Charles, y por una buena razón. No solo fue el número uno durante dos semanas, y no solo ganó un Grammy, sino que también profundiza en la capacidad de Ray Charles para convertir su amor por las mujeres, para bien o para mal, en buena música. La voz que canta en oposición a él pertenece a Margie Hendrix, uno de su grupo de apoyo, The Raelettes, y la madre de uno de sus (muchos) hijos.

(Night Time Is) The Right Time

La gran interacción entre la voz principal de Ray Charles y sus coristas está a la vista en esta gran pista. La canción "(Night Time Is) The Right Time" fue lanzada en 1959. Se publicó en el álbum "The Genius Sings the Blues".

I Don’t Need No Doctor

La gran canción con infusión de soul "I Don’t Need No Doctor" fue lanzada en 1966. Fue escrita por Nick Ashford, Valerie Simpson y Jo Armstead y se lanzó en el álbum "A Man and His Soul". No fue un gran éxito para Ray Charles, ya que alcanzó el puesto 72 en el Billboard Hot 100. Pero se convirtió en un himno del rock clásico gracias a Humble Pie y su increíble versión registrada en el Fillmore.

Relacionados

Lo más reciente