Noticias

Por qué Tom Petty and the Heartbreakers se enfrentaron a otra batalla por «Hard Promises»

Con clásicos incombustibles y Jimmy Iovine como productor, el cuarto disco de la banda, lanzado el 5 de mayo de 1981, representó todo un reto para Petty.

Tom Petty Hard Promises Promo Web

Tom Petty and the Heartbreakers atravesaron una dura batalla por el destino de su carrera mientras grababan su tercer álbum, «Damn the Torpedoes,» y se enfrentaron a otra pelea mientras trabajaban en la continuación, «Hard Promises» de 1981.

Para un tipo cuyas mejores canciones alcanzaron la brillantez con unos pocos acordes simples, la vida empresarial de Petty se había vuelto cada vez más complicada mientras él y los Heartbreakers saltaban a la fama. Después de luchar en la corte por el derecho a declararse agentes libres a raíz de la venta de su sello a MCA, y declararse en bancarrota en el trato, obtuvieron un trato lucrativo con su antiguo oponente, aterrizando en un sello de MCA recientemente establecido para «Damn the Torpedos».

Nuevos problemas para Tom Petty

Sin embargo, el éxito posterior de «Torpedoes» ayudó a causar otro problema para la banda, a saber, que MCA anotó el seguimiento de parte de un experimento en «precios de superestrella» que habría visto a «Hard Promises» llegar a las tiendas con un precio de $ 9,98, un dólar completo. más que el costo establecido para los actos menos demandados. Para Petty, quien bromeó diciendo que estaba dispuesto a vender cacahuetes para ganarse la vida en lugar de aceptar los términos originales de la absorción de su contrato por parte de MCA, el precio inflado era otra línea en la arena.

«Muchos fanáticos han estado con nosotros durante mucho tiempo y creo que confían en nosotros», dijo el líder de los Heartbreakers a The New York Times con respecto al enfrentamiento posterior. «MCA ha hecho un gran trabajo vendiendo nuestros discos, pero no pudieron ver la realidad de lo que es en la calle, no pudieron ver que subir el precio del álbum no sería justo».

Insistiendo en que no veía a MCA como «el enemigo», Petty le dijo al Times que su mayor problema con el aumento de precio era que originalmente le habían hecho creer que Hard Promises se vendería por los tradicionales $ 8,98. «Normalmente no estoy tan preocupado por el negocio de las discográficas como podría pensar; me gusta dedicar mi tiempo y energía a ser músico», añadió. «Pero a veces hay una falla en las comunicaciones y, cuando eso sucede, solo tienes que defenderte».

Una victoria contra MCA

Después de amenazar con retener el disco (o titularlo «Eight Ninety Eight»), Petty se anotó otra victoria contra MCA, ganándose el derecho a vender su música por menos de un «precio de superestrella». Aunque la industria eventualmente cumpliría las profecías de Petty con respecto al resultado final de aumentos de precios constantes e insidiosos, cuando «Hard Promises» llegó el 5 de mayo de 1981, parecía una victoria para los fanáticos regulares del rock en todas partes, y sonaba como otra evolución musical para Petty y los rompecorazones.

«Te diré algo, no importa lo que alguien te diga, la vida nunca es más dulce que cuando tienes un disco de éxito. Quiero decir, es una maldita sensación dulce. Se sintió genial, especialmente después [de la demanda]. fue realmente la única vez en mi vida que sentí que se hizo justicia «, dijo Petty a Musician. «Y es por eso que, en este disco solo quería mejorar la calidad. Creo que siempre podemos mejorar la calidad; no entiendo los grupos de rock que bajan, que empeoran. Realmente no lo entiendo. No hay razón para eso, si te mantienes al tanto de lo que está pasando».

Para Petty, mantenerse consciente significaba profundizar en las canciones de Hard Promises, acercándose al corazón de quién era él como compositor mientras exploraba una paleta sonora y temática más amplia. «Con nuestra imagen pública, siempre me sentí, y es nuestra culpa de alguna manera, siempre sentí que parecíamos un poco más tontos de lo que somos, para el público», explicó. «Con este disco, sentí que hemos pasado por mucho y visto tanto, y hay tanto en esto, que no podemos hacernos el tonto y hacer otro disco de canciones de amor de adolescentes. Fue como hacernos tontos para mí».

El aporte de Stevie Nicks

Un cambio notable fue la introducción de Stevie Nicks en el círculo creativo de Petty. Nicks, que había estado trabajando con el productor de Petty Jimmy Iovine en su álbum debut en solitario, «Bella Donna», desarrolló una estrecha relación de trabajo con Petty and the Heartbreakers que se extendió a «Hard Promises», así como a su propio disco. «Insider», una canción que Petty escribió inicialmente con Nicks en mente, terminó en Hard Promises después de que Nicks intentara cantar en armonía con la voz de guía de Petty y se diera cuenta de que no querría renunciar a la canción, por lo que Petty le dio a Nicks «Stop Draggin «My Heart Around», un dueto de «Bella Donna» entre los dos que más tarde se convirtió en un éxito entre los 5 mejores.

Ese intercambio casual de canciones es una indicación de cuánto material estaban sentados Petty and the Heartbreakers durante las sesiones de Hard Promises, así como la fluidez de su sonido aún emergente. La disposición de la banda para divergir de la plantilla exitosa establecida con sus primeros discos inicialmente le dio una pausa a Iovine, algo que Petty sugirió más tarde causó una pequeña cantidad de tensión al principio de las sesiones, pero al final, el productor estaba totalmente de acuerdo.

El rol de Jimmy Oivine trabajando con la banda

«Ese álbum me cambió», le dijo Iovine a Warren Zanes en una entrevista para Petty: The Biography. «Pensé que ‘The Waiting’ era más grande que ‘Refugee’. Así que cuando no fue un golpe, un golpe real, me mató. Fue devastador. Sentí que era tan bueno como cualquier cosa que hubiera estado cerca». Esa canción, pensé que era grande. Por eso ‘Stop Dragging My Heart Around’ no era importante. Porque teníamos ‘Woman in Love’ y ‘The Waiting’ «.

Como señaló Iovine, «The Waiting», el primer sencillo de Hard Promises, no fue un éxito tan grande como los esfuerzos anteriores de Petty, alcanzando un mero número 19, mientras que podría decirse que fue eclipsado por «Stop Draggin ‘My Heart Around». Pero tener éxitos en competencia es un buen problema, incluso si uno de ellos tiene que salir en el lado perdedor, y en última instancia, Hard Promises fue otro LP de platino para Petty and the Heartbreakers de todos modos, alcanzando el número 5 y consolidando aún más su estatus como un acto consistentemente rentable.

Aún así, tan rápido como Petty and the Heartbreakers encontraron una audiencia con sus primeros discos, aprendieron lo suficiente sobre el negocio discográfico como para saber que todo podría cambiar en un instante. La banda entró en 1981 como estrellas de rock multi-platino con años de éxito aún más masivo por delante, pero de una manera muy real, Petty todavía era un chico de Florida de corazón. «Si estás en este negocio, si estás buscando seguridad, hay muchas otras cosas que te recomendaría», le dijo a Melody Maker. «Siempre acepté un poco que tendría que arreglármelas sin mucha seguridad para hacer esto. Estoy viviendo el día a día, probablemente siempre lo haré».

Compartir