Noticias

ENTREVISTA // Devil Presley: “Este es un disco anti pandemia”

La banda acaba de lanzar “Difunta Correa”, su nueva producción, y conversamos con el bajista Mota Presley para más detalles.

DEVILPRESLEY1

Aunque tenga todo en contra, la escena del rock nacional siempre se las arregla para seguir adelante y una de sus más recientes manifestaciones es el nuevo disco de Devil Presley, “Difunta Correa”.

La banda santiaguina, que nació hace 23 años para revivir el rock & roll puro y duro en nuestro país, lanzó el álbum a fines de marzo, con todo un concepto en torno a la devoción popular por figuras paganas, grabado a la antigua en Sade Estudios de Juan Pablo Donoso y con la mezcla y masterización del británico Harris Johns, productor de largo y célebre recorrido en el heavy y el punk internacional (Helloween, Kreator, Voivod, Tankard, Coroner, etc.).

Pudimos dialogar con el bajista Mota Presley sobre estas novedades:

 

-Primero, la pregunta de rigor: ¿cómo los tiene esto de poder sacar material en este contexto, donde la vida se ha vuelto tan diferente para todos?

-Aparte de lo que es de perogrullo, de lo que ha signficado para todas las bandas, nosotros en un momento decidimos qué íbamos a hacer: nos vamos para la casa o qué. Y ya que no iba a haber conciertos, dijimos que era la oportunidad para hacer una pausa, escribir nuevos temas y de una vez por todas hacer el disco, que hace tiempo deberíamos haber hecho. Lo bueno es que nos planteamos que no somos una banda muy digital, sino bastante análoga, y no era nuestro tema estar cada uno en su casa grabando y mandándonos las pistas. Ya habíamos grabado en vivo en el estudio Tierra y ahora en estos meses estuvimos tocando en nuestra sala, nos enamoró el sonido que logramos ahí y quisimos plasmar en el disco. Ahí mismo está el Sade Estudio de Juan Pablo Donoso y le propusimos la idea de registrarnos tocando en vivo los temas. Le gustó y funcionó. Nos han dicho por ahí que es “un disco de pandemia”, pero es bastante anti pandemia. No lo hicimos cada uno en su casa, nos vimos las caras durante todo este tiempo. Para nosotros estar en la sala es una terapia.

 

-El título y el concepto apuntan a una temática muy interesante, de la adoración popular por ciertas figuras, plasmada en las famosas animitas, como la Difunta Correa y otras, ¿cómo se dio y por qué decidieron a apuntar para allá?

-Hace bastante tiempo somos devotos de la imaginería popular, hemos hecho temas de la Santa Muerte, la Niña Blanca, hemos hecho mucha gráfica con Jesús Malverde, en fin… y lo de ahora fue idea de Rodro (voz y guitarra), a él le llama mucho la atención la Difunta Correa y toda la devoción que hay hacia ella, lo que significa y el hecho de que sea un fenómeno más latinoamericano. Que está cerca de nosotros y también muy arraigado en Chile. Ese fue el norte y creo que va muy en sintonía con lo que hemos hecho últimamente.

 

-¿Y el interés de ustedes pasa porque les llama la atención como expresión popular, o son de verdad devotos, de hacer mandas y cosas así?

-No sé si hacer mandas, pero todos los que conocen nuestra sala o nuestros hogares, saben que está lleno de figuras de la Santa Muerte, de Jesús Malverde, y es parte de nuestro diario vivir. Yo mismo hace poco tuve un tema fuerte con mi viejo, que casi se fue por el Covid, y me encomendé a Jesús y la Santa Muerte. Y todo bien. Pero es verdad, es algo de nuestro día a día.

 

-Me alegro que afortunadamente eso no terminó mal. Pasando a lo técnico, pudieron mezclar y masterizar el material con Harris Johns, un nombre de peso en el circuito internacional, con un gran currículum. ¿Cómo llegan ahí y qué tal la experiencia?

-Teníamos esa inquietud. Nos gustó lo que hizo Juan Pablo en el registro en vivo, y estamos fabricando los vinilos y digipacks en Europa a través de Pancho Escobar, de Mechanix Records… el mismo Pancho “Escolar” de Toxic Records. Y bueno, hablamos con él y le dijimos que queríamos tener esa experiencia de que alguien nos produjera el disco afuera. Había unas cuatro alternativas y concordamos con él en que Harris era una persona perfecta, porque tenía una visión en que mezcla mucho metal, pero también mucho punk. Y mucha paila para otros sonidos. Y la verdad es que para nosotros fue impresionante el resultado que logró. Nos sentimos muy contentos cuando escuchábamos las pistas que nos mandaba. Y en general es parco para hablar, pero trabaja mucho. Así que nos tiene felices, es lejos la mejor placa sónica que hemos sacado con Devil.

 

-Son una banda con una buena historia a sus espaldas, ya son más de 20 años de recorrido, han pasado por muchos escenarios y pellejerías, ¿cómo ven lo que ha sido hasta ahora?

-Yo llevo 7 años en la banda y a título personal creo que esta es una de las alineaciones más sólidas que ha tenido. Hubo un momento en que todo Chile tocó con Devil Presley, una cuestión que era un rotativo impresionante, pero ahora nos sentimos muy a gusto. Hemos logrado un sonido que nos gusta mucho y hay un tema súper importante: no somos una banda que se junte a ensayar y después chao. Tenemos harta vida de familia, harta vida de grupo. En la sala de ensayo, y sobre todo en este período de pandemia, fue una terapia fuerte que nos conectaba con la música y nos desconectaba de todo lo que estaba pasando. Hay lazos de harto cariño entre nosotros y se nota en la música.

 

El disco ya está disponible en plataformas digitales y este mes de abril llega también a formatos físicos (vinilo y digipack) a través de Mechanix Records. Pueden escuchar a continuación la canción que da título al álbum y más abajo pueden darle una probada completa:

Compartir