ENTREVISTA // Anneke Van Giersbergen: “Es un poco atemorizante sacar un álbum tan personal”

Previo al lanzamiento de su nuevo disco “The darkest skies are the brightest”, que salió de un difícil proceso íntimo de divorcio y frustraciones, la cantante conversó con la radio del rock.

22 Feb, 2021

Si el último año fue difícil para todos, hubo personas que, aparte de los problemas colectivos, tuvieron que lidiar también con duros procesos personales. Una de ellas fue Anneke Van Giersbergen, nuestra conocida cantante holandesa, que se divorció y vivió un período de replantearse varias cosas, para salir de ahí más fortalecida. Como buena artista, canalizó todo eso de la mejor forma que sabe hacerlo: haciendo música. 

De ahí salió su disco “The darkest skies are the brightest”, que se lanza el 26 de febrero, y que está lleno de canciones dominadas por los sonidos acústicos y que hablan de superación personal, de dolor, de volver a levantarse y de encontrar la luz aunque el panorama parezca muy oscuro. Algo muy apropiado para estos tiempos, por cierto.

Pero en su caso el origen es realmente íntimo y representa su trabajo más personal e introspectivo hasta la fecha. De eso pudimos hablar con la mismísima Anneke, acá están sus palabras:

-Anneke, ¿cuáles son tus primeros sentimientos al lanzar un disco de características tan especiales y en un contexto como este, en que el mundo está muy raro y estamos todos algo alienados?

-Sí, ha sido un año muy loco. Y antes de toda esta situación de Coronavirus y de que empezara la pandemia, yo ya estaba escribiendo y grabando un álbum sobre mi propia vida y los desafíos que estaba enfrentando. Así que cuando empezó lo del Covid todo el mundo se puso de cabeza, mientras yo me sentí un poco reticente a ponerme a hablar de mis problemas personales. Pensaba “tal vez esto no es tan importante, si hay un tremendo problema mundial”. Pero el álbum es sobre lo que yo estaba viviendo. Y cuando empecé a hablar de eso, la gente entendió que al final hablo de amor, de vida, de desafíos y de pelear por algo en lo que crees. Y eso es universal. Por lo tanto, al final es una mezcla entre mis cosas y mis sentimientos, que de alguna manera encaja muy bien en este período tan extraño, en que todos estamos lidiando con lo mismo al mismo tiempo.

-Tal como dices, es un disco muy personal, probablemente el más personal y emotivo de tu carrera. ¿Cómo te ves en ese plano de exponer ante todos tu mundo más íntimo? ¿Te cuesta, o te sientes más o menos cómoda al hacerlo?

-Siempre me ha gustado escribir sobre mis propios sentimientos, así que en ese aspecto no es algo tan inusual. Pero tal vez ahora es más profundo, es muy personal y a veces es un poco atemorizante sacar un álbum así y que todos lo escuchen y todos tengan una opinión. De todos modos, creo que si eres honesto con tu música, tus sentimientos y tus letras, finalmente es bueno poder conectar la gente a través de eso y que se compartan todos esos elementos. Todo se trata de compartir experiencias a través de la música.

-¿Cómo fue el proceso de transformar todas estas vivencias y sentimientos en una colección de canciones que tomó la forma de un disco?

-Hubo un momento en que decidí “tengo que escribir este álbum sobre estas cosas en mi vida”. Y en realidad la parte difícil del proceso es la de salir adelante. Porque cuando ya empiezas a escribir, no es difícil: cierras los ojos y empiezas a sentir y a escribir lo que te sale. Tomas la guitarra y la música empieza a fluir a través de una. Por supuesto hay que poner harto esfuerzo en que salga bien, y trabajar con el productor para que sea un buen álbum, eso es harto trabajo. Pero en lo que es netamente escribir sobre mis sentimientos, nunca he tenido problemas, ni de inspiración ni de bloqueo. En el momento en que decido escribir sobre algo así, se vuelve un procedimiento al que estoy más o menos habituada.

-Lo que hubo justo antes de “The darkest skies are the brightest” fue tu banda Vuur, en la que retomaste tu lado más heavy, más metal. Y esto es justamente lo contario: un disco acústico, con otra sensibilidad… ¿cómo te mueves entre esos dos mundos?

-Me resulta bastante fácil. Cuando haces música metal, ya sea escribiendo o tocando, es una experiencia completamente diferente respecto de hacer un disco acústico y más íntimo. Se nota sobre todo al tocar en vivo: cuando estoy en el escenario con Vuur u otra banda metal, se trata mucho más de energía, de tocar fuerte, de sacar todo afuera… y me encantan los dos aspectos. El hecho de que pueda hacer las dos cosas es fantástico, para mí y para el público. Siento que la misma gente me da la libertad creativa para poder hacer de todo. Me encanta.

-Hablando de Vuur, el disco que sacaste con el grupo estaba inspirado en varias ciudades del mundo, cada una representada en una canción, y una de ellas fue Santiago de Chile. Ya has hablado antes de eso, pero hagámoslo de nuevo, por qué no: ¿cómo ves esa fuerte relación que tienes con el público de nuestro país?

-Santiago es un lugar muy especial. Desde los días de The Gathering, en que comprobamos lo popular que éramos en Chile. Venimos de una escena en que escribimos sobre cómo nos sentimos realmente: no hay tabúes sobre la muerte, sobre el amor, sobre nada. Podemos escribir sobre lo que queramos, en el metal y en la música progresiva. Y creo que el público en Chile es muy abierto a eso. En todo occidente hay una gran escena metal, pero en general encontramos varios tabúes sobre las cosas más oscuras de la vida. Pero en Sudamérica, y especialmente en Chile, realmente se puede hablar de todo lo que uno sienta, aunque sea muy oscuro. Porque no tienen miedo de eso. Así fue que nos recibieron con los brazos abiertos y ha seguido siendo así cada vez. De eso escribí en la canción que les dedicamos. Y eso hace al público chileno tan especial.

-De alguna manera, lo que dices está conectado con lo que viviste ahora: enfrentar sin miedo tus lados más oscuros, o cosas oscuras que te pueden pasar.

-Sí, de todas maneras. Y creo que mientras seamos honestos, como artistas, en lo que sentimos y escribimos, nos encontramos mejor con el público. A algunos públicos se les hace más fácil aceptar ciertos tipos de música, canciones o emociones que otros. Así que sí, creo que se trata de eso, es lo mismo.

-El disco sale el 26. ¿Qué viene después? No se pueden hacer giras, pero seguramente tienes algo más en mente.

-Seguramente cuando salga el álbum sacaremos otra canción destacada. Y ya estoy trabajando para hacer algo online: algún evento por streaming que salga muy hermoso, algo especial. ¿Y sabes qué? También he estado practicando para salir a tocar mi guitarra, en pequeños shows presenciales que se puedan hacer una vez que los gobiernos empiecen a dar la luz verde y ya se pueda viajar y todo eso. Sería solamente yo con la guitarra, haciendo shows acústicos tocando las nuevas canciones y algunas antiguas que se ajusten a ese formato. Estaré lista para girar, ojalá sea pronto. Pero volveré a hacerlo, sin duda.

-Efectivamente, el formato solista es el que más conviene ahora. Y en cuanto a tus bandas, ¿cómo ves la posibilidad de retomarlas más adelante?

-Siempre puedo volver a eso. Formé Vuur para tocar todo lo que sea heavy metal, progresivo, rock, todo eso lo puedo hacer con el nombre Vuur. Así que quizás más adelante pueda hacer nuevas canciones de esos géneros, con gente de la escena, y hagamos un álbum. Cada vez que quiera volver al heavy puedo hacerlo con Vuur. Pero ahora estoy enfocada en este álbum y si llego a poder hacer alguna gira es con ese material, así que creo que tomará un tiempo para lo otro.

-Me parece. En este período de pandemia la música se ha vuelto más importante que nunca para todos, acompañándonos en nuestros encierros y levantándonos la moral, ¿cómo ves el rol que ha tenido la música en estos contextos?

-Sí, creo que escuchar música ayuda a lidiar con las dificultades de la vida, pero también crear música ayuda mucho. A veces pienso que una canción o una letra viene desde adentro tuyo y hay un poder superior que la hace posible. Suele pasar que sientes algo, lo escribes como canción y después de eso recién te das cuenta de lo que sentías y de lo que estás hablando. Esa es la forma en que para mí la música me ayuda a limpiar la cabeza y a superar tristezas. Yo estaba muy triste, estaba teniendo dificultades en mi matrimonio y mi banda Vuur no estaba yendo tan bien como esperaba, en el sentido de no poder sacar un segundo álbum ni poder mantenerla de gira, todo eso me tenía muy entristecida. Y escribir sobre eso me despejó la mente. Otra gente lo hace pintando, conectándose con la naturaleza, lo que sea, pero siempre ayuda hacer algo creativo.

-Y hablando en un sentido más global sobre este rol de la música, lamentablemente todo lo bien que nos hace como personas no se ha visto reflejado en lo colectivo: la gente que trabaja en la música lo ha pasado pésimo este año, muchos músicos y sus técnicos no han podido trabajar y no reciben ninguna ayuda, parece contradictorio siendo que lo que hacen es tan importante para todos.

-Ufff, sí, ha sido terrible. Los músicos podemos seguir creando y haciendo canciones y arreglarnos de alguna manera con eso, pero los equipos técnicos y relacionados no tienen cómo. Hay muchos recintos que quedaron en bancarrota y es muy doloroso pensar que tocamos ahí muchas veces. En el mundo de la música ha habido pérdidas muy importantes con todo esto. Y también pasa con los restaurantes, bares y otros rubros. Yo he pensado mucho sobre lo que la pandemia nos hace socialmente: la gente se deprime, los jóvenes están perdiendo una parte importante de sus vidas y la gente más mayor se está quedando sola. Creo que todo el problema social se ha vuelto aún más grande que el virus físico. Estoy muy preocupada por eso, la verdad.

-Todos lo estamos. Bien, se nos va acabando el tiempo, así que solamente queda esperar el disco para los próximos días. ¿Algunas palabras finales para tu gente?

-Sí, recuérdenlo, mi nuevo álbum “The darkest skies are the brightest” saldrá muy pronto, el 26 de febrero. Denle una escuchada, estoy muy orgullosa de poder compartir mi música con ustedes. Y si se puede, volveré a Chile para tocar en vivo, porque los echo mucho de menos.

Acá están los singles y videos que ha lanzado hasta ahora Anneke Van Giersbergen, de su nuevo disco "The darkest skies are the brightest:

Relacionados

Lo más reciente