Noticias

Playas sin distanciamiento social ni mascarillas: “Hasta 70 partes” en un día, dice alcalde de Algarrobo

“Es difícil controlar el aforo de las playas, porque no están los recursos o la capacidad de fiscalización para poder hacerlo”, confiesa José Luis Yáñez.

playas

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con José Luis Yáñez, alcalde de Algarrobo, sobre la masiva llegada de turistas al litoral central y el colapso que esto ha significado para la Atención Primaria de Salud y la fiscalización en los balnearios.

“Como somos una comuna pequeña, todo el control, trazabilidad y testeos lo teníamos OK. Hay 3 personas contagiadas a la fecha, obviamente con sus cuarentenas, pero la llegada ahora es masiva”, advierte el edil.

“En Algarrobo hay mucha gente, y a esto se le suma que el turista hace caso omiso a la normativa vigente: Ayer las playas estaban con bastante gente, distanciamiento social y poco uso de la mascarilla. Es difícil controlar el aforo de las playas, porque no están los recursos o la capacidad de fiscalización para poder hacerlo”, agrega.

El alcalde Yáñez saca en limpio que quizá faltó que “las autoridades centrales y regionales deberíamos haber coordinado un plan de vacaciones en conjunto y quizá haber incluido otras medidas y recursos para hacer un mejor control y fiscalización, junto con una campaña de reeducación a la población general y al turista que nos viene a visitar”.

Eso sí, ahora poco queda por hacer: “Los permisos ya están otorgados y la gente ya entró, hay que tomar las medidas con los recursos que están”, dice la autoridad local, resignada.

Según cifras que maneja José Luis Yáñez, “en un día podemos sacar hasta 70 partes por no uso de mascarilla, y están en los $50 mil más o menos. De ahí para arriba. El tema es que se haga efectivo una vez que lo cursamos, y que la gente empiece a aprender. Si no le importa el tema de la salud, por lo menos que le duela el bolsillo porque estamos cansados y exhaustos con estos temas. Estamos apelando a que la gente sea responsable”.

Compartir