Noticias

Proponen trabajar 4 días a la semana para disminuir desempleo en España

El partido Podemos planteó una jornada laboral de 32 horas sin merma de salarios, pero la idea chocó con el partido del presidente Pedro Sánchez.

España desempleo 4 días

Hace tiempo que se viene planteando la idea de recortar la semana laboral a cuatro días, respetando el sueldo y los beneficios de los trabajadores, una propuesta que volvió a surgir a raíz de las complejidades laborales que impuso la pandemia del coronavirus y que obligó a millones de personas a mantenerse en sus hogares.

En mayo de este año la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se refirió a esta propuesta como una forma de dar mayor flexibilidad y tiempo libre a los trabajadores. En ese momento, dijo: «Escucho a un montón de personas que proponen que tengamos una semana laboral de cuatro días. En definitiva es algo que tienen que debatirlo empleadores y empleados».

A comienzos de diciembre, la filial neozelandesa del gigante de alimentos y cosméticos Unilever llevó a la práctica esta propuesta, al implementar la semana laboral de cuatro días y sin recorte salarial: «Los empleados participantes de Unilever Nueva Zelanda mantendrán sus salarios al 100% mientras trabajan el 80% del tiempo».

Ahora la idea ha cobrado fuerza en España,  después de que el partido de izquierda Podemos planteara la posibilidad de tener una jornada laboral de 32 horas sin merma de salarios. Pablo Iglesias, líder y presidente de Podemos, dijo a comienzos de mes: «Explorar la reducción del tiempo de trabajo que es algo que podría favorecer sin duda la creación de empleo».

El partido socialista de Pedro Sánchez, chocó rápidamente con la propuesta de Podemos por la desconfianza al frente de un país que según el FMI perderá un 12,8 por ciento del PIB en 2020, la mayor entre las economías occidentales.

María Jesús Montero, portavoz de gobierno, señaló: «No debemos desconcentrarnos de lo que ahora nos ocupa prioritariamente, que es volver a las tasas de crecimiento que teníamos al principio de la pandemia». José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, coincidió: «No me parece que España sea un país que, con los niveles de competitividad y productividad (que tiene), deba dar prioridad a este asunto. No creo que tengamos margen para es».

Florentino Felgueroso, investigador asociado de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, por su parte explica que la realidad del mercado de trabajo es muy heterogéne: «Lo que puede venir bien para unas empresas no le viene bien a otras».

Compartir