Noticias

Del amor al odio: Fans cancelan a Baby Yoda después comerse unos valiosos huevos

La controversia sobre la escena fue tal que desde Lucasfilms explicaron que "los huevos de la Señora Rana están sin fertilizar"

Cuando se estrenó The Mandalorian, tanto el personaje interpretado por Pedro Pascal como el pequeño bautizado por los fans como Baby Yoda, se robaron el corazón de los fans de Star Wars y se convirtieron en favoritos del público.

Sin embargo, tras el estreno del segundo episodio de la segunda temporada de la serie, Baby Yoda, que no tiene nada que ver con el Maestro Yoda aparte de ser de la misma especie, puede pasar de ser el más querido al más odiado.

En el episodio titulado “The Passenger”, ‘Mando’ tiene la misión de escoltar a una rana extraterrestre y a su camada de huevos, explícitamente señalados como “los últimos de su especie”. En un descuido de ambos, Baby Yoda se escabulle y logra dar con el contenedor de los huevos, dándoles una probadita.

La situación no dejó nada contentos a los fans de la serie, que encontraron algo ‘siniestro’ que el personaje, que fue construido como un ente puro y tierno, se comiera crudos a los bebés de una madre que estaba en la habitación de al lado. Sobre todo si esos huevos eran los últimos de su tipo.

La controversia llegó a tal punto que LucasFilms debió responder de vuelta y explicar la situación. Phil Szostak, director de arte, señaló que “para que conste, el episodio 10 de The Mandalorian, deja claro que los huevos de la Señora Rana están sin fertilizar, como los huevos de las gallinas que muchos disfrutamos. Obviamente, las gallinas no son seres con conciencia y el Niño comiendo los huevos es intencionalmente perturbador por efectos cómicos».

Compartir