Fabiola Campillay Fabiola Campillay

Carabinero imputado por dispararle a Fabiola Campillai tomó curso de perfeccionamiento en tiro

Lo sucedido con el capitán Patricio Maturana “es irracional”, dice el periodista Mauricio Weibel. “Es como que alguien robe en una institución y lo mandes a un curso de contabilidad”, agrega.

20 Nov, 2020

Hoy en Palabra Que Es Noticia conversamos con Mauricio Weibel, periodista, quien destapó los casos de corrupción conocidos como el "Milicogate" y el "Pacogate", y es además autor del libro "Ni orden ni patria".

Según él, “Carabineros es una institución fuera de control, a la que se le dio el mando de disparar en una guerra contra su población. Las cifras son brutales: Carabineros disparó –entre octubre y diciembre del 2019- 2 millones de perdigones, según sus registros oficiales. Es una institución que se acostumbró a disparar, lo que sucedió en el Sename no es nuevo”.

Pero “lo más grave de todo esto no es los baleos. Lo más grave es que el presidente de la república, cuando todo esto termina, declare su admiración por Rozas”, precisa Weibel.

El periodista recuerda que “hace un tiempo vimos las imágenes de una persona en silla de ruedas y el chorro del guanaco le lanzaba encima agua. Yañez (recién asumido como nuevo general director) es el general que salió después a justificar eso. O sea, se ha ido un general que justificaba el actuar de Carabineros en un periodo de violaciones masivas a los derechos humanos y entra otro general que justificó que se agrediera a una persona inválida”.

¿Quién, cómo y cuándo liderará una reforma a la institución? Mauricio Weibel responde: “Este gobierno necesita la policía para mantenerse en el poder, entonces claramente no es este el gobierno que hará eso”.

Y sobre los dichos del diputado Macaya (UDI), quien –entre otras cosas- dijo que Ricardo Yáñez es “más zurdo que la chucha”, el periodista es escéptico: “No sé si lo que dice es cierto, lo dudo profundamente. Creo que es un simple pelambre”.

Weibel entrega “un dato que reporteamos (publicado en Ciper): El Carabinero que presuntamente le disparó a Fabiola Campillay –mujer que iba a su trabajo en San Bernardo, perdió la vista y casi muere- es un capitán: Patricio Maturana. ¿Y qué hace Carabineros? Lo mantiene en su cargo y lo manda a un curso de perfeccionamiento en tiro. Es irracional. Es como que alguien robe en una institución y lo mandes a un curso de contabilidad”.

“El mando dice ‘por favor, respeten los derechos humanos’, mandan esa orden, entonces efectivamente baja el número de tiros pero sube el número de aciertos. O sea, disparan menos, pero con mayor precisión a los ojos. Después de que dan esa orden que dan el 9 de noviembre, un día después de lo que le sucedió a Gustavo Gatica, disparan menos perdigones -800 mil-, pero los que disparan van más directo a los ojos. Entonces, si uno ve cuántos eran los afectados por lesión ocular antes del ataque a Gustavo Gatica versus después… fueron muchos más después. Eso es brutal. Los tipos dejaron a más personas lesionadas después de que habían cegado a Gustavo Gatica, quien se convirtió en un caso emblemático. O sea, les importó nada”, remata el periodista.

Relacionados

Lo más reciente