Mary Rose McGill: “La mujer no necesita tonteras como sacarse los sostenes y salir con pechugas al aire”

“Hoy las pechugas al aire importan un comino, basta ir a la esquina donde venden diarios y ahí está lleno de portadas con niñas despechugadas”, dice la gestora cultural sobre las manifestaciones feministas.

27 Oct, 2020

Hoy en Palabras Sacan Palabras conversamos con Mary Rose McGill, gestora cultural, directora de la Fundación Cultural de Providencia y vicepresidenta de la Corporación del Patrimonio Religioso y Cultural de Chile, sobre el proceso constituyente y otros temas de la contingencia nacional.

A ella le carga que la presenten como socialité: “Se supone que la socialité son señoras que pasan en su casa todo el día sentadas, haciendo nada y viendo televisión. Yo no creo en eso. En Chile, las mujeres han sido siempre extraordinarias y creo yo mucho mejor que los hombres. Han sido maltratadas por muchos maridos, novios o amantes, cuestión que las ha hecho sufrir mucho, y pese a eso se han preocupado de criar a sus hijos”, explica.

Habla de las mujeres, en tiempos que el movimiento feminista agarra cada vez más fuerza en las calles y en la esfera pública. Sobre algunas de estas marchas, Mary Rose mantiene la distancia: “La mujer no necesita tonteras como sacarse los sostenes y salir con pechugas al aire. Hoy las pechugas al aire importan un comino, basta ir a la esquina donde venden diarios y ahí está lleno de portadas con niñas despechugadas… con eso no van a llamar la atención”, dice.

En otra línea, defiende al presidente de la CPC: “Yo conozco a Juan Sutil desde niño, así que yo sé cómo se mueve él. Empezó trabajando gracias a su tenacidad, y llegó donde ha llegado… a sus trabajadores los tiene como reyes, y mira lo que le han hecho. Le han destruido el fruto de su trabajo. Ese odio yo no lo entiendo”.

La gestora cultural tampoco entiende los ataques a las iglesias: “Es horroroso el odio de mucha gente contra la iglesia católica, y me enrabió ese hombre o mujer bailando mientras las llamas estaban alrededor suyo. Eso no tiene perdón de Dios”, critica.

Y de cara a las presidenciales, la tiene clara: “Me gusta José Antonio Kast, pero creo que es muy difícil que él salga. Yo trabajo con Evelyn Matthei, y ella también sería espléndida. Ahí tenemos dos nombres muy buenos, porque se preocupan mucho del problema social”.

Lo más reciente