ENTREVISTAS

Tironi: “En las calles la izquierda ronca, pero en las urnas la centro derecha se ve favorecida”

“Es incomprensible que la centro derecha no vote por el Apruebo, porque es a ella a quien más conviene que el juego se realice en la arena electoral”, dice el sociólogo.

“Es incomprensible que la centro derecha no vote por el Apruebo, porque es a ella a quien más conviene que el juego se realice en la arena electoral”, dice el sociólogo.

Hoy en Palabras Sacan Palabras conversamos con Eugenio Tironi, sociólogo y exdirector de contenidos para la campaña del «NO» en el plebiscito de 1988.
Para él, las franjas (como la que empezó este viernes) “activan electores, más que captarlos. Pueden llevarlos a votar, hacerlos decidir que tienen que ir a votar”.
“Hay poco estímulo para ir a votar: está la pandemia, un estado de excepción y la impresión de que hay un opción con muchísimas más probabilidades de ganar, que es el apruebo. Por tanto, ambas opciones pueden pensar que no vale la pena correr el riesgo que implica ir a votar y se quedarán en casa. A ambos les interesa aumentar la tasa de participación: al Apruebo para darle más legitimidad a su victoria, y al Rechazo intentar el milagro de ganar”, agrega.
Justamente esta última opción, el Rechazo, ha esgrimido como argumento político que “la constitución no va a solucionar los problemas del día a día”. Eugenio Tironi cree que estos “son argumentos muy manidos. La gente lo sabe, no son niños, la constitución per se no va a arreglar todas las cosas así como también la vacuna no va a arreglar todas las cosas. Entonces, usar esos argumentos para que la gente vote ‘Rechazo’ o simplemente no vote, es totalmente trivial”.
Y consultado por la decisión del Frente Amplio de marginarse de unas primarias con la oposición, el exdirector de contenidos para la campaña del “NO” en el plebiscito de 1988 ve que “se está poniendo de relieve que no existe una oposición, sino que varias oposiciones y que la capacidad de unir a los adversarios de Piñera es bastante más baja que la de unir a los adversarios de Pinochet. En ese sentido, cuando se identifica a Piñera con Pinochet es derechamente una tontería.
Esto está sincerando una cosa que a veces se olvidaba en el fragor de las batallas políticas: Si no hay acuerdos respecto a las elecciones que vienen, mucho menos acuerdos van a haber en el debate constituyente. Esta fragmentación de los que están desde el gobierno hacia la izquierda, también anticipa que habrá mucho menos equilibrio de fuerzas”.
El problema, para Tironi, radica en que “cuando la expresión política se manifiesta en las calles es la izquierda la que ronca, pero cuando la voluntad política se expresa en las urnas es la centro derecha la que se ve favorecida. En ese sentido, es incomprensible –fue y ha sido- que no sea el mundo de la centro derecha el que vote por el apruebo, porque es a ella a quien más conviene el juego que se realice en la arena electoral”.

Compartir