Muere protagonista de un documental de Netflix sobre abuso sexual

En la cinta "Audrie & Daisy" ella narra la violación que sufrió y cuenta que luego fue víctima de acoso cibernético.

07 Ago, 2020

En la cinta "Audrie & Daisy" ella narra la violación que sufrió y cuenta que luego fue víctima de acoso cibernético.

Daisy Coleman es una joven que protagonizó el documental de Netflix "Audrie & Daisy", cinta donde narra el abuso sexual que sufrió a los 14 años. Lamentablemente, la joven tomó la drástica decisión de quitarse la vida. El cuerpo de Coleman, de 23 años, fue encontrado por su madre. Miles de personas lamentaron su muerte en redes sociales y exigieron justicia porque el abusador de la joven nunca fue condenado.

"Ella era mi mejor amiga y una hija increíble. Creo que hizo todo para que pensara que podría vivir sin ella, pero no puedo ¡Ojalá pudiera haberle quitado el dolor! Ella nunca se recuperó de lo que esos chicos le hicieron y simplemente no es justo. Mi niña se ha ido", lamentó Melisa, la madre de la joven.

En enero de 2012, Coleman fue a una fiesta donde fue alcoholizada y abusada sexualmente por un sujeto identificado como Matthew Barnett. La adolescente y su familia denunciaron el caso a la policía, pero Barnett fue liberado porque dijeron que no había evidencia suficiente. Después, Coleman fue víctima de acoso tanto cibernético como de sus vecinos, quienes la acusaban de "mentirosa". La joven y su familia se mudaron de ciudad y ella intentó suicidarse dos veces, recoge Infobae.

"Después de que mi caso se volvió viral, tomé un descanso por un tiempo, pero durante ese período de tiempo noté que se habían presentado muchas otras víctimas y sobrevivientes. Al verme hacerlo públicamente, sentí que eso les dio un espacio para contar su propia historia y realmente me sentí inspirada por eso", reflexionó Coleman en 2017, año en el que cofundó SafeBAE, una organización que lucha contra la agresión sexual entre estudiantes de primaria y secundaria.

El documental "Audrie & Daisy" fue dirigido por Bonni Cohen y Jon Shenk y se estrenó en 2016 en el festival de Sundance. El film cuenta las historias de Coleman y Audrie Pott, ambas víctimas de agresiones sexuales durante su adolescencia, y cómo fueron difamadas por las comunidades en las que vivían. Pott tenía 15 años y se suicidó diez días después de haber sido abusada y que las fotos del hecho fueran publicadas en Internet.

Los compañeros de Coleman en SafeBAE la despidieron a través de la cuenta de Instagram de la organización y dijeron que "habían sufrido una pérdida irremplazable". "Nada la inspiró más que saber que podía ayudar a otros sobrevivientes y trabajar para prevenir la violencia sexual", aseguraron.

Relacionados

Lo más reciente