Carlos Gajardo Carlos Gajardo

Ex fiscal Gajardo: Conflicto mapuche “no se va a resolver con mejores carabineros o estrategia policial”

“Que uno entienda la violencia no hace que se termine justificando. Pudiendo determinar las causas es posible evitar que ella continúe”, dice el abogado.

03 Ago, 2020

Hoy en Palabras Sacan Palabras conversamos con Carlos Gajardo, abogado y ex fiscal del Ministerio Público.

Se refirió al conflicto mapuche que este fin de semana se tensionó tras violentos hechos en la región de La Araucanía: “No digo ninguna novedad con que el conflicto en La Araucanía es histórico y de larga data, y ninguno de los gobiernos post democracia lo ha enfrentado de manera adecuada – más bien han dilatado los conflictos. Lo que ocurre ahora es una reacción a la llegada de Víctor Pérez al ministerio del Interior, que con sus primeras declaraciones no hizo más que atizar el conflicto”.

“La violencia a nadie le gusta, pero que uno la entienda no hace que se termine justificando. Pudiendo determinar las causas es posible evitar que ella continúe. No es un problema que se va a resolver con mejores carabineros o mejor estrategia policial, de hecho, son intervenciones que tienden a agravar el problema”, agregó.

Sobre Martín Pradenas, a propósito que hoy la Corte de Apelaciones revocó la prescripción de dos delitos de abuso sexual que se le imputan, reflexionó: “El caso de Pradenas lo he seguido atentamente porque me parece muy revelador de lo que pasa en nuestro país. Si uno hace un análisis frío del funcionamiento del sistema judicial, me parece que funcionó razonablemente bien (…), en la parte de la Fiscalía. Luego cuando el caso llegó a los tribunales, si bien hubo una resolución a mi juicio errada jurídicamente, fue rectificada. Revocaron la prisión preventiva y hoy además dejó sin efecto el sobreseimiento por prescripción”.

“¿Por qué, si uno hace este análisis de que funcionó razonablemente bien, provocó tanto malestar la resolución del juez de primera instancia? Eso uno no lo puede disociar de una percepción de que nuestro sistema judicial no le provoca confianza a la ciudadanía en dos ámbitos: por una parte, dar señales de inhibirse ante personas poderosas (…), queda la sensación de que la justicia hace un tratamiento diferenciado cuando la persona tiene poder y pareció que eso sucedió con este caso de Martín Pradenas. Y eso se junta con el sesgo de género que tiene la justicia (…), eso explica las manifestaciones bastante masivas a partir de la primera resolución. Tiene que ser un llamado de atención al sistema en su conjunto a intentar validarse ante la ciudadanía, que no significa actuar con populismo o para la galería, es un tema muy grave y profundo que tiene que ver con que un sistema para que funcione tiene que generar confianza en la ciudadanía. Si eso no ocurre, la gente empieza a tomarse la justicia por sus propias manos. Cuando las personas empiezan a tomarse la justicia por sus propias manos estamos frente a un escenario muy complejo”, remató.

Relacionados

Lo más reciente