Noticias

Esposa de Tom Araya es criticada por sus mensajes a favor de la policía y memes racistas

Sandra Araya se transformó en foco de la polémica por compartir fuertes mensajes.

Tom Araya Sandra

Sandra Araya se transformó en foco de la polémica por compartir fuertes mensajes.

Sandra Araya, esposa del líder y bajista de Slayer, Tom Araya, está en el foco de la polémica tras usar en los últimos días su plataforma de Instagram, que tiene más de 32 mil seguidores, para publicar memes y mensajes que expresan racismo, oposición al movimiento «Black Lives Matter» y apoyo a la s fuerzas policiales.

Sus publicaciones también aprueban las teorías de conspiración de que la pandemia de coronavirus es un engaño, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton dirigió una red de tráfico sexual de niños y más, así como apoyo para el grupo marginal de teoría de la conspiración de extrema derecha QAnon.

A estas alturas, quizás a nadie le debería sorprender demasiado las opiniones políticas de Sandra: su esposo a menudo ha usado el lenguaje de la derecha en el pasado, como llamar a los liberales «copos de nieve» y «crybabies», apoyando a la tenencia de armas y el respaldo implícito al historial anti gay del vicepresidente Mike Pence. Uno d elos episodios más bullados ocurrió en en 2017, cuando el músico afirmó que hubo una conspiración liberal para eliminar en internet una imagen intervenida de Slayer con Donald Trump.

Y aunque Tom Araya no ha comentado públicamente sobre las protestas en curso de «Black Lives Matter», dado lo anterior, no es exagerado pensar que sus puntos de vista están alineados con los de su esposa, que actualmente publica memes que apoyan a los policías, menosprecian a los manifestantes, difunden desmintió las teorías de la conspiración y propagó estereotipos racistas dañinos.

La cuenta de Sandra es privada, pero portales como Metal Injection recogieron capturas de pantalla de algunas de sus publicaciones.

Primero, algunas capturas de pantalla de sus acciones de memes racistas:

Y su completa negación de que el asesinato de George Floyd es una cuestión de raza:

Pasando a las protestas, pareciera que Sandra Araya no valora un poco la «justicia social», y está totalmente de acuerdo con la forma en que la policía trata a los manifestantes:

Tampoco le da miedo compartir su punto de vista de que la pandemia de coronavirus fue un engaño exagerado vendido por los medios liberales con fines políticos, o que Hillary Clinton dirigió una red de tráfico sexual infantil (la teoría «Pizzagate», completamente desacreditada):

Sandra Araya incluso volvió a publicar un mensaje del grupo de teoría de la conspiración de extrema derecha QAnon, y también confirmó su apoyo al grupo a un comentarista:

Compartir