La Unión Europea quiere que todos los celulares utilicen el mismo puerto de carga

La iniciativa del Parlamento Europeo tiene como objetivo reducir la contaminación y chatarra tecnológica que se produce cada año.

17 Ene, 2020

La iniciativa del Parlamento Europeo tiene como objetivo reducir la contaminación y chatarra tecnológica que se produce cada año.

Los teléfonos móviles ya son parte de la vida diaria del ser humano. Es difícil encontrar a alguien que no esté conectado a la web a través de un smartphone.

Pueden solucionar una gran cantidad de situaciones y al estar en línea, se pueden realizar pagos y compras en un par de pasos. Sin embargo, una de las complicaciones que los usuarios generalmente tienen es al momento de quedarse sin batería. Pudiera resultar algo fácil de solucionar, pero ahí viene otra complicación: no todos los celulares utilizan el mismo puerto de carga.

En la actualidad existen tres tipos: micro USB, el utilizado por los equipos con sistema Android más antiguos o de gama baja; USB tipo C, que ya es estándar en los Android de gama media y alta; o el puerto Lightning que es el que utiliza el iPhone de Apple.

Pero esto podría cambiar, ya que la Unión Europea quiere que todos los smartphone utilicen un solo tipo de cargador. El objetivo de esta iniciativa del Parlamento Europeo es reducir la contaminación que genera este tipo de basura tecnológica y que atenta contra el medio ambiente.

Se estima que desde 2007 se han producido más de 7.000 millones de teléfonos celulares en todo el mundo, lo que conlleva una gran cantidad de chatarra tecnológica que contamina el planeta.

Se cree que el USB-C será el puerto que se utilice de manera estándar, debido a que es reversible, es decir, se puede enchufar de una forma u otra, además de ofrecer una mayor velocidad de transmisión de datos y carga. Sin embargo, Apple no se ha mostrado interesado en adoptar este tipo de puerto. Dice que la normativa propuesta reprimiría la innovación y resultaría perjudicial para los consumidores.

Según señala la BBC, la basura electrónica que generan los cables que quedan en desuso generan más de 51.000 toneladas de desperdicios cada año. “Esto es muy perjudicial para el medio ambiente”, dijo el parlamentario europeo Alex Agius Saliba.

Relacionados

Lo más reciente