Evaristo de la Polla Records sobre Chile: “No me gusta hablar mucho de sitios donde yo no vivo (…) y yo acá tocándome las pelotas ¿me explico?”

El vocalista de la ‘polla’ anticipó que el regreso a Chile será de larga duración con más de 40 canciones “vamos, nos somos Pink Floyd, tenemos canciones cortitas”.

18 Dic, 2019

El vocalista de la ‘polla’ anticipó que el regreso a Chile será de larga duración con más de 40 canciones “vamos, nos somos Pink Floyd, tenemos canciones cortitas”.

Por Equipo Futuro

Desde España contesta y dice “Me pillas con el teléfono en una mano, con una guagua en upas y una bolsa además, pero ya estoy en casa”. La dualidad de un rockero/punk que sabe lo que es serlo a los casi 60 años, pero con la obligaciones de un ser mundano como cualquiera que adelanta el regreso de una banda emblema en el punk es nuestro idioma, que tiene una visión de lo que pasa en Chile, pero no está para hablar a la galería y quedar bien gratuitamente. Le sorprende el impacto que ha tenido el regreso de la banda, no sabe si son o no las redes sociales las que han ayudado, pero está feliz de saber que hay que gente que aún los quiere ver. Fue enfático en señalar que en un comienzo los ensayos costaron, reconociendo que si “alguien que tuviera su entrada y nos hubiera visto ensayar, hubiese pedido su dinero de vuelta”. Es Evaristo Páramos, la voz de ‘La Polla Records’ y ‘Gatillazo’ hablando para la radio del rock, con un teléfono en la mano y una bebé en la otra. Punk y amor desde la península.

¿Qué te ha parecido toda la efervescencia que ha generado el regreso de la banda? 

“Muy curioso. Sorprendido. Te mentiría si te dijera que no he sentido nada, pero si, sorprendido, me ha parecido un exceso incluso, como que más de lo que fue la polla en su momento”.

¿Y por qué crees que es más ahora que antes?

“Pues supongo que porque la gente que tiene cierta edad no ha cerrado la puñetera boca. La gente de cierta edad le ha dicho a más gente y todo se magnifica, se hace más importante de lo que fue, supongo que será por eso.

¿Redes sociales?

“Puede ser no sé. En su momento cuando salió la polla no había redes sociales y todo se sabía de boca a boca o boca a oreja y tanto la Polla como un mogollón de grupos se los conoció así, pero no sé sobre las redes sociales, supongo que algo habrán tenido que ver porque ahora la gente se comunica por ahí. Gatillazo llevamos 16 años y los cinco primero sólo nos conocían en nuestro pueblo y no todos ¡a mucha honra! Jaja. (…)

¿Qué opinas del éxito de ventas del nuevo disco de la Polla?

“Todavía no he visto eso, tenemos muchas cosas en la cabeza, pero nos han dicho que ha ido muy bien, lo que es muy curioso porque estaba sabido que era un disco de canciones regrabadas de los tres primeros discos y sólo una nueva. O sea que no es un disco nuevo de la Polla como tal”.

 

Y en ese contexto ¿alguna canción que no quedó en estas nuevas versiones y que te hubiese gustado haber regrabado?

“Bueno… si, pero ahora no me recuerdo de uno porque dejé de pensar en ello a penas cerramos la lista que hicimos junto a Abel, Sume y yo, los tres venerables (sic), y la hicimos en nada.

 

¿Quién los motivó en volver a reunirse?

“Nos hablamos por el tema de recuperar los derechos digitales y de los discos. Los tenían las discográficas y la verdad que en esos tiempos nadie pensaba en eso, nadie pensaba en el futuro, curiosamente si lo hicieron las discográficas independientes, pensaban en su propio futuro y nosotros no mirábamos nada de lo que firmábamos, para nosotros nos parecía lo máximo el rollo de grabar un disco, tampoco nos íbamos a ir a las discográficas aunque nos vinieran a comprar porque no lo hubiésemos aceptado (…) y fue con esa gente con las que pensamos en hacer tres o cuatro conciertos, sacarnos el sonido de los tres primeros discos que la verdad están bastante flojitos y así surgió esto que fue creciendo como una bola de nieve y bueno… tenemos que volver a tocar en América porque la Polla estuvo ahí”.

 

Vuelven a Chile que ahora está en plena revolución ¿cómo lo has visto desde allá? 

“De aquí lo he visto trucado, se ve trapichado, pero bueno, se ve lo suficiente. Yo tengo familia en Chile por lo que estoy mejor informado que por las noticias”.

 

¿Y qué te ha dicho?

“Pues lo que hay, me han dicho lo que hay y luego no me gusta hablar mucho de sitios donde yo no vivo porque no me costaría nada decir algo para quedar bien, diciendo ‘opa! Ánimo, a por ello y acá tocándome las pelotas ¿me explico?”. 

 

Al menos te comento que en las protestas suenan las canciones de La Polla Records, ‘no somos nada’ especialmente’.

“Pues me parece bien que suenen ahí que en otros sitios. Que suenen mejor en calle que yo que sé”.

 

¿Qué opinas de la canción y el fenómeno que ha surgido con la canción de lastesis? ¿Las conoces?

“Me parece muy bien. Aquí los medios lo están usando para dejarlo en lo anecdótico. Vaya me parece bien (…) lo veo igual que a esta muchacha la Greta y le meten un montón de periodistas y vamos, nos olvidamos del resto. Pero si, lo he visto y me parece bien. Es lo que he visto desde mi pantalla amiga”.

 

Entrando en el concierto próximo en Chile ¿Cómo se viene conformado el set list?

“Vamos, algunas del disco no irán pero luego irán una 43 canciones…” 

 

¿43 canciones?

“…y claro si no somos Pink Floyd, hacemos canciones cortitas”.

¿Cómo fue el reencuentro con los músicos de La Polla?

“Nos juntamos en la sala de ensayo y créeme que si todos los que ya han comprado sus entradas hubiesen visto esos ensayos, hubiese pedido la devolución de ese dinero. Sí, si, si, el cantante era una urraca afónica y los músicos una gente muy despistada que no se ponían de acuerdo, pero un día tras otro, así fue el reencuentro, pero luego fuimos pillándole lo que fuimos siempre, ensayar para meterle cagadas en directo, las menos posible, pero tampoco nos duele porque uo cuando ha hecho lo que puede, va la cosa es digna (…) el punk permite el fallo, otra cosa es hacerse el imbécil y tocar mal querido y eso es hacer el payaso, payaso en el término antiguo, bueno estoy llegando a los 60 y me cuesta cambiar mi forma de hablar, pero me basta con haber cambiado mi actitud lo que me tiene muy orgulloso”.

Relacionados

Lo más reciente