Los efectos a largo plazo de las "lacrimógenas" y sus componentes

El arma utilizada por Carabineros en estos días, ha estado presente en el día a día de los chilenos.

27 Oct, 2019

El arma utilizada por Carabineros en estos días, ha estado presente en el día a día de los chilenos.

Es uno de los grandes protagonistas en las marchas y disturibios que se producen entre Carabineros y manifestantes a la hora de disuadir movilizaciones. Los temidos gases lacrimógenos son utilizados por fuerzas policiales para detender las protestas y muchas veces son utilizados en forma indiscriminada.

Amparados bajo la ley de Control de Armas, carabineros tiene la facultad para utilziar dichos gases (que están prohibidos en tenencia y producción civil) bajo la norma que contempla: las Fuerzas Armadas y de Orden, las que podrán utilizar "disuasivos químicos" en cantidades que autorice el Ministerio de Defensa".

Pero lo muchos se preguntan es ¿Qué elementos contiene dicha arma disuasiva? En un artículo de BBC Mundo publicado en 2017, explica que la mayoría de estas bombas están compuestas por clorobenzilideno malononitrilo (también conocido como CS).

"Gas lacrimógeno es una 'denominación común para referirse a una familia de compuestos químicos' integrada por unos 'quince químicos usados mundialmente como agentes lacrimógenos', y caracterizada por la facultad de estos compuestos de 'causar discapacidad temporal'. Dolor físico y privación sensorial son solo algunos de sus efectos", comentó el académico de la Universidad Austral, Fernando Muñoz.

En el mismo artículo, el medio sostiene que "una exposición aguda a este compuesto, señala este medio, provoca irritación instantánea de los ojos, la nariz, la boca la piel y las vías respiratorias".

El medio agrega que según un estudio publicado en la revista Annals of the New York Academy of Sciences, la evaluación epidemiológica del gas, confirmó que sus efectos sobre la piel constan de, entre otras cosas, picor, ardor, enrojecimiento e incluso dermatitis. En caso de que el gas sea inhalado, puede provocar sensación de ahogo, salivación y opresión en el pecho.

Finalmente se asegura que los efectos a largo plazo luego de la exposición a estos gases, no están determinados ante la insuficiencia de evidencia científica, teniendo en cuenta que en sectores del centro de Santiago, el olor a gas lacrimógeno se mantiene los horas e incluso días posteriores a marchas o manifestaciones.

Relacionados

Lo más reciente