Noticias

Así se logró el cameo más emocionante de «El Camino: A Breaking Bad Movie»

La producción de la película protagonizada por Aaron Paul solo contaba con 36 horas para aprovechar la participación del actor.

El Camino cameo Breaking Bad

La producción de la película protagonizada por Aaron Paul solo contaba con 36 horas para aprovechar la participación del actor.

El pasado viernes 11 de octubre se estrenó en Netflix «El Camino», la película secuela de «Breaking Bad», y las reacciones del público no se hicieron esperar desde el primer segundo. El fanatismo de algunos llegó al punto de esperar a las 4 de la madrugada, momento en la que la plataforma liberó lacinta para ser los primeros en verla.

Y hasta el momento, «El Camino» ha recibido buenos y malos comentarios en redes sociales. Hay quienes la recibieron como un final digno para Jesse Pinkman (Aaron Paul) y otros piensan que fue una producción totalmente innecesaria para el gran nivel que tuvo la serie en sus años. Pero aunque no hay un consenso, sin duda la aparición de varios personajes que participaron a lo largo de las temporadas de «Breaking Bad» fue un golpe acertado a la nostalgia. Y ojo, que lo que sigue tiene spoilers…

Desde que «El Camino» fue anunciada, se especuló si Walter White (Bryan Cranston) haría parte de la historia, que transcurre en las siguientes horas después del final de la serie. El rodaje se realizó bajo un total misterio y solo al ver la película fue posible descubrir el secreto de su breve cameo.

«No queríamos que se arruinara para los fanáticos. Constitucionalmente, no quiero que se estropeen las cosas que espero. Si hay una película que espero con ansias, no quiero saber nada de eso antes de sentarme en los teatros y apagar las luces», confesó Vince Gilligan, creador de «Breaking Bad».

The Hollywood Reporter reveló que la participación de Bryan Cranston representó un gran reto para la producción, ya que en el momento de las grabaciones el actor se encontraba realizando ocho funciones semanales de «Network» en Broadway y los únicos días que tenía libres eran los lunes.

En total fueron 36 horas las que tuvo la producción de «El Camino» para aprovechar al máximo a Cranston, con un intenso plan que consistió en recoger al actor el domingo en la noche al terminar su última función y trasladarlo hasta Albuquerque en un jet privado. El lunes se dedicó al maquillaje, ensayo y grabación de sus escenas. Finalmente el martes en la mañana lo regresaron a Nueva York.

Durante el rodaje en el restaurante, la producción de «El Camino» bloqueó el set con pantallas y vehículos, incluida la casa rodante que Walter y Jesse utilizaron como laboratorio de metanfetaminas. Y para no despertar sospechas, se les explicó a los transeúntes que se trataba de un negocio local que tenía una réplica para dar recorridos temáticos de «Breaking Bad» en la ciudad.

Durante las cinco temporadas que duró «Breaking Bad», Bryan Cranston estuvo obligado a afeitarse la cabeza, porque su personaje sufría de cáncer, pero en 2018 cuando grabó las escenas de «El Camino» le fue imposible porque su papel en Broadway se lo impedía. Ante esta situación, el equipo de maquillaje creó una calva falsa, pero al verla en escena carecía completamente de realismo. Al final el clásico look de Walter White tuvo que solucionarse con CGI en postproducción.

Compartir