WWE Live WWE Live

RESEÑA // WWE más que una pasión, es un sentimiento

Han pasado 11 años tras mi primera vez en Movistar Arena.

10 Sep, 2019

Han pasado 11 años tras mi primera vez en Movistar Arena.

Por Víctor "Panda" Monje

El pasado jueves 5 de septiembre hubo un nuevo show de WWE en Santiago en el que Smackdown Live se presentó en Chile en un espectáculo traído al país por DG Medios.

Durante casi gran parte de mi vida, WWE me acompañó en diversas instancias. Juegos, viajes al extranjero para cumplir sueños, TCG, conocer a gente maravillosa y sonreír en varios momentos en los que lo pasé mal.

1996 (tenía 11 años) y la lucha libre tuvo un tremendo año. HBK venció a Bret Hart en un Iron Man Match, Mankind se transformó en un nuevo heel, Stone Cold Steve Austin se coronó King of the Ring, se creó la NWO y ECW seguía siendo una gran alternativa. Volviendo a esa época, un vecino me invitó a ver Monday Night Raw en TV cable a través del canal USA Network y en ese momento quedé “Guaaaaaaaau, ¡qué bakán!” De allí en adelante comencé a seguir la lucha libre mediante el pirateo de VHS y otros métodos hasta que Fox Sports comenzó a transmitir sus programas en Latinoamérica y contratar WWE Network para revivir diversos PPV como Wrestlemania 13 (Se realizó el día de mi cumpleaños).

23 años después me encontré en el Hotel Sheraton, instancia en la que el Kofi Kingston (Campeón de WWE), Kevin Owens y Ember Moon hablaron con la prensa acreditada. Fui por la radio del rock y escuché diversas preguntas relacionadas a sus personajes y a lo que veríamos en el Live, en el que destacaron algunas respuestas como el “Gracias a HHH estoy aquí” como dijo Owens o que la lucha favorita de Moon fue el Rey Mysterio vs Kurt Angle en Summerslam 2002”.

Kingston se emocionó cuando se le recordó que uno de sus primeros combates fue en el Wrestlemania Tour de 2008, cuando vino a Chile como superestrella de ECW (Extreme Championship Wrestling) y combatió ante Shelton Benjamin. Además, destacó que siempre creyó en las ideas y capacidades que tuvieron junto a Xavier Woods y Big E.

Owens y Moon recordaron a NXT con mucho cariño y estaban contentos con el próximo arribo de la marca amarilla a USA Network. Además, estaban contentos con volver a Chile, un lugar que diversos luchadores de WWE quieren mucho por el poder y el calor del público.

Llegó el jueves en la noche y junto a unos amigos entramos al recinto para ver el merchandising a comprar. Un acierto en relación al año pasado fueron las poleras, porque las de Kevin Owens, Rey Mysterio y The New Day fueron un total acierto, ya que son camisetas que se usan en la actualidad.

Con el show en curso, el famoso trolleo del Movistar Arena a Zelina Vega y Andrade, convirtió ese momento en lo más coreado de la noche.

Aleister Black derrotó a Sami Zayn.

Andrade venció a Apollo Crews.

Ember Moon venció a Zelina Vega.

Roman Reigns derrotó a Samoa Joe.

Fire & Desire vencieron a The Kabuki Warriors.

Bayley retuvo su campeonato femenino de Smackdown Live ante Charlotte Flair.

Kofi Kingston retuvo el título máximo de WWE ante Randy Orton.

No olvidar que Kevin Owens le aplicó la stunner a Sami Zayn en un segmento para el público.

A pesar de que lo que se vio no fue un 100% en calidad de roster. Faltaron claves como Daniel Bryan, Big E, Xavier Woods e incluso el campeón 24/7, R-Truth, se pudo ver un show en el que el público estuvo metido con sus favoritos e incluso a los que buscaban pifiar. En ese motivo, WWE cumplió.

En mi caso, lo pasé bastante bien y a pesar de lo escrito arriba, espero ir el próximo año a Wrestlemania, el mundial del wrestling. Por eso es que WWE Y OBVIO, más que una pasión, es un sentimiento que me acompañará por siempre.

Relacionados

Lo más reciente