Michael Sweet, Stryper: “Estoy peleando duro por mantener vivo el metal”

El vocalista de la banda anticipa el concierto en Chile de este jueves 12 de septiembre.

09 Sep, 2019

Por Jorge I. Lagás

A nueve años de su anterior visita a Chile, regresa a nuestro país Stryper, con la gira de promoción de su último disco “God damn evil” (2018) y el repaso a las grandes canciones de su carrera. Van a estar este jueves 12 de septiembre en el Teatro Caupolicán, con los suecos Narnia y los chilenos Exxocet como bandas invitadas.

En la espera hablamos con el vocalista Michael Sweet, que nos iluminó con sus palabras:

-Michael, alabado sea el pulento por esta oportunidad de conversar. ¿Cómo te tiene este regreso a Chile?

-Muy entusiasmado, ha pasado mucho tiempo y siempre nos gusta volver a un lugar cada dos años, más o menos. Y que hayan pasado nueve, ya es mucho. Pero nos sentimos afortunados, después de todo. Nos encanta sentir la energía de los fans.

-¿Qué se puede esperar del show esta vez?

-Canciones nuevas, clásicos que la gente siempre espera escuchar. Y también canciones inesperadas. Es un set más bien largo, creo que tenemos entre 17 y 18 canciones. Esa es la parte más difícil, hacer que todo quepa en ese espacio de 90 minutos. Y se pone más difícil a medida que vamos sacando más discos, porque el catálogo se expande. En definitiva, tratamos de darles a todos lo que quieren. Que sea un buen show y lo pasemos bien. Tenemos a nuestro nuevo bajista Perry (Richardson, ex integrante de Firehouse), así que también queremos presentárselo al público.

-En cuanto a las canciones nuevas, tienen su último disco “God Damn Evil” que se escucha bastante bien en lo musical, pero por ahí tuvo una especie de controversia por el título que algunos les sonaba a blasfemia, incluso algunos locales de Walmart se negaron a distribuirlo por esa razón. Resulta aún más insólito sabiendo las creencias de ustedes.

-Siempre le recuerdo a la gente que son sólo palabras. Lo que lo haría blasfemia sería el significado detrás de las palabras. Para nosotros sólo significa mirar al cielo y pedirle a Dios que maldiga el mal. Eso no tiene nada malo, creo. Es distinto a cuando te martillas el dedo y exclamas “God damn!” (“¡Maldita sea!”), eso es obviamente otra historia.

-De hecho, más allá de que todo el mundo sabe que en lo personal son cristianos, no se hacen problema con cosas así, en lo musical incluso han reconocido su admiración por bandas como Mercyful Fate u otras que le cantan al lado oscuro. ¿Son relajados en ese sentido?

-Yo no me hago problema. Hubo un tiempo en que iba a una iglesia en que profesaban algo así, tipo “cuando te haces cristiano no puedes escuchar tal música, no puedes fumar cigarros, no puedes tomar una copa de vino, no puedes tomar bourbon, no puedes hacer esto, no puedes hacer esto otro”... hasta que me harté de esa bazofia. Esas cosas son decisiones personales, no de un grupo. A mí me gusta el bourbon. Me gusta por el sabor, no para emborracharme. Me tomo un vaso de vez en cuando, en mi casa, y si alguien se escandaliza, es problema de él, no mío. Hay gente que cree que nosotros tratamos de llevar nuestras convicciones a todos los demás. Y no es así. Sabemos que el mundo es negro, blanco, gris y de más matices. Quiero ser una persona real. También fumo, y hay gente que se sorprende, “guau, Michael Sweet fuma”, me pregunto cuál es el problema (risas).

-Por estos días se cumplió un nuevo aniversario del disco “Against the law” de 1990, que fue el último de la primera etapa antes de separarse y marcó varios cambios, un sonido distinto y a ratos más heavy, ¿qué recuerdos tienes de entonces?

-No diría que es necesariamente más heavy. Si miras el catálogo anterior, hay canciones como “The rock that makes me roll”, “Soldiers under command”, “Surrender” o “More than a man”, que ya eran bastante heavy. Pero sí diría que fue un sonido más crudo, menos pulido, con menos overdubs, en un tono diferente para las guitarras, con otras técnicas de grabación... a mí me suena más a un disco de Van Halen que a uno de Stryper. Y no somos Van Halen. No teníamos que tratar de serlo. Creo que para ese álbum cambiamos demasiado. Demasiado el sonido, demasiado el estilo, demasiado el look, demasiado el mensaje. Creo que definitivamente deberíamos haber cambiado el nombre de la banda.

-¿Tanto así?

-Sí, es lo que creo. No debimos ponerle el nombre de Stryper. Porque no estábamos siendo Stryper. Imagina que Van Halen sacara un disco que pareciera Stryper. Tampoco serían ellos.

-Bué, a veces son necesarios los cambios.

-Mmmm sí, a veces, pero en el caso de ese álbum, resultó ser el menos vendedor y el menos popular. Todavía lo es, si revisas en las estadísticas de las plataformas de ahora, es el más bajo.

-De todos modos, ¿escucharemos canciones de ahí en el show?

-Seguro, siempre tratamos de tocar de todos los álbumes. De ahí hemos estado tocando “All for one” y “Lady”, seguro irán esas dos. De “In God we trust” estamos haciendo “Always there for you” e “In God we trust”, y así... de todos los discos tratamos de tocar al menos dos canciones. La cosa es que tenemos 12 discos así que cuesta hacer calzar todo y dejar a todos contentos.

-También el 11 de octubre vas a sacar tu nuevo disco solista “Ten”, ¿qué nos puedes contar de eso?

-Me tiene muy motivado. Se llama “Ten” porque es mi décimo álbum, aunque no lo crean. Y la canción que le da título está basada en los Diez Mandamientos. Creo que es lo mejor que he hecho, aunque son los fans los que deben decidirlo. Me encanta cómo salió, cómo suena, la dinámica que tiene, y conté con un guitarrista diferente en cada canción: tipos como Gus G (Firewind, ex Ozzy Osbourne), Joel Hoekstra (Whitesnake), Jeff Loomis (Arch Enemy, ex Nevermore), Tracii Guns (L.A. Guns) y otros. Tengo muchas ganas de que la gente lo escuche, es un disco de metal de la vieja escuela. Estoy peleando duro por mantener el metal vivo.

-Es prácticamente una selección de grandes guitarristas.

-¡Lo es! Todos mis guitarristas favoritos de la actualidad están ahí. Estos son los que miro todo el tiempo en Youtube. Ah, también Todd LaTorre, el vocalista de Queensrÿche, está de invitado en una canción. Espero que la gente le preste atención, es un álbum asesino.

-Sería todo, Michael. Gracias por tanto.

-Los invito a todos al show, gracias Radio Futuro, Dios los bendiga a todos.

Las entradas al concierto están en sistema Eventrid.cl.

Relacionados

Lo más reciente