Camilo Sesto Camilo Sesto

Editorial #FuturoPSP // Camilo

Editorial de Freddy Stock, lunes 09 de septiembre.

09 Sep, 2019

Editorial de Freddy Stock, lunes 09 de septiembre.

Sin remedio… Podríamos dar una serie de datos. Que los problemas renales terminaron con su vida a los 72 años, edad temprana a estas alturas y con una ruta artística que hace tiempo venía recuperando. También podríamos añadir que es una de las voces provilegiadas que ha dado el cancionero de lengua castellana, compositor brillante, productor musical, un animal escénico de carisma imparable. De Camilo Sesto tendríamos que apuntar que en sus 50 años de carrera vendió 100 millones de discos y logró 52 números uno en su país más la delirante escalada de éxitos que repartió por Latinoamérica.

En Chile arremetió por la puerta ancha en el Festival de Viña de 1974, sembrando una relación de idolatría que jamás tocaría fondo. Y aquí, nos tenemos que detener. Camilo Sesto fue el baluarte de toda una generación que nos aglutina desde niños, la generación de la Cultura AM, cuando la radio potente de la amplitud modulada, antes del imperio de la FM, era el río social que nos arrastraba por un cauce común. Camilo Sesto fue uno de los grandes constructores de esa identidad, hermanada con la gran balada española, el poderoso legado italiano de San Remo y la traducción aventajada de todo esto que nos llegaba desde Argentina.

Camilo Sesto brilló como Raphael, el padre de todos y Julio Iglesias, completando la trilogía de oro del cancionero hispano. Pero en su postura escénica había algo más, sin duda, por su formación rockera que se percibía ya en los arreglos de sus baladas. Y, por supuesto, por la distancia que tomaría con su interpretación de Jesucristo en la versión española de la obra de Lloyd Webber y Tim Rice. Lo mismo que Ian Gillan hizo para el teatro anglosajón, Camilo Sesto lo logró con soberbia para todos nosotros y desde aquí su cruce del cancionero romántico con la vereda del rock le dio una connotación inalcanzable.

El mundo hispanoparlante llora la partida de Camilo Sesto y no sólo por la ausencia irreversible de un gran artista. Llora la muerte como la de un trozo grande de nostalgia, de recuerdos, de sentimientos que nos formaron y canciones ya clásicas que nos unirán por siempre…

Relacionados

Lo más reciente