Steve Hogarth: “Este show tiene tanto que ver con el público como conmigo”

El vocalista de Marillion se presentará por primera vez como solista en nuestro país, el lunes 8 de julio en el Teatro Nescafé.

04 Jul, 2019

Por Jorge I. Lagás

En unos días más se presenta en Santiago Steve Hogarth, el vocalista de Marillion, por primera vez con su espectáculo solista. La cita es el lunes 8 de julio en el Teatro Nescafé, un encuentro con su historia personal y su carrera, sólo él, el piano y su gente, en una experiencia única para los fans.

Quisimos saber más de este espectáculo llamado “H-Natural”, esto nos respondió el frontman de Marillion desde 1989, que ahora llega en una faceta completamente distinta.

-Steve, ¿cómo te tiene este regreso? Que en realidad es como una primera vez, porque nunca has venido así.

-Fantástico. Venía esperando para hacer este tipo de show como solista en Sudamérica, desde que empecé a hacerlos por primera vez en Europa. Voy a hacer un show íntimo, más espontáneo... será muy entretenido.

-¿Cómo es entonces este show, qué se puede esperar?

-Algo más espontáneo, justamente. Depende mucho del momento. El punto de estos shows es salir al escenario sin ningún tipo de plan. Interactuar el público, hablar con ellos y entre todos ver dónde nos lleva el curso de la noche. Eso es algo refrescante, porque aunque es maravilloso cantar con Marillion, es como estar al frente de un gran monstruo. Por sus características, los shows suelen ser muy estructurados y programados y es difícil salirse de ahí. Los shows solista son justo lo contrario, no hay nada pensado y todo está en la espontaneidad.

-¿Lo que presentas son tus historias y canciones?

-Trato de explicar quién soy y lo que me ha llevado donde estoy ahora, musical y humanamente. Y trato de tocar canciones que han sido importantes para mí. No solamente mías o de Marillion, sino de otros artistas. He hecho versiones de gente como Leonard Cohen, Glen Campbell, The Beatles, Bob Dylan, Radiohead, Al Stewart, Kate Bush, Carole King, XTC, lo que sea. Dependiendo de cómo esté yo, el público y el ambiente. Acepto peticiones también, si alguien quiere que cante algo. Este show tiene tanto que ver con el público como conmigo.

-Esto de exponer tu historia personal ante la gente, ¿lo sientes como un poco terapéutico?

-No lo sé, en realidad. No sé si es como una terapia, lo veo como una oportunidad de contar quién soy y tocar lo que para mí es especial. A veces toco “Wichita Lineman” de Glen Campbell porque era la canción favorita de mi padre. Cosas así. Voy atrás a mis padres, de donde vengo, hay cosas de mi diario de vida. Leo páginas de ahí, es una conexión directa con mi vida.

-¿No hay más músicos en el escenario? ¿Sólo tú?

-Sólo yo. Nadie más. Así puedo expresarme mejor, hablar con el público, que me hablen, me hagan preguntas... lo que quieran, incluso de dónde saqué mis calcetines o cualquier cosa (risas). Esta es la ocasión.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de estar en un escenario sin una banda?

-Lo mejor es la espontaneidad. No tienes que pedirle permiso a nadie para cambiar de rumbo, si quiero puedo parar una canción a la mitad y ponerme a tocar otra. No tengo un setlist, voy a lo que salga. Así que cada performance es distinta. Lo malo es... lo mismo. Como no hay nada planeado ni preparado, quedo un poco a la deriva y tiene ese nervio. Y si toco por dos horas y toco 30 canciones, probablemente tengo que tener una reserva de 70 canciones ensayadas, porque como nunca se repite el set, van cambiando. Eso de salir solo y no saber qué va a pasar o qué vas a hacer, es bien aterrador, una experiencia bien adrenalínica.

-Además no tienes a quién culpar si metes la pata.

-No puedo culpar a nadie más que a mí mismo, exactamente. Y si cometo un error, nadie me lo puede tapar. Es bien crudo y expuesto, porque además están casi todos en silencio, así que se nota todo. Pero si sale algo bien, también se nota. Eso es tremendamente hermoso. Así que uno está ahí, entre eso y el desastre (risas).

-Aprovechando la ocasión, no podemos dejar de preguntarte por el reciente lanzamiento de “Marillion.cl”, el DVD y Blu-Ray que hicieron en el Marillion Weekend de 2017 en Chile. ¿Cómo recuerdas esa experiencia y el hecho de plasmarla en una producción audiovisual?

-Fue increíble, el público de Santiago se portó de manera legendaria. Fue un placer, realmente, y una de las cosas que más nos gustó fue poder tocar con músicos chilenos, que era una de las actividades que hicimos durante ese fin de semana. Estamos muy orgullosos de todo lo que pasó ahí, así que había que dejarlo inmortalizado.

Las entradas para ver a Steve Hogarth como solista este lunes 8 de julio en el Teatro Nescafé de las Artes está en sistema Ticketek y tiendas Hites.

Relacionados

Lo más reciente