Los errores en la ley de etiquetado nutricional

Estudio de la Universidad Andrés Bello arrojó inconsistencia en la Ley 20.606 de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, más conocida como la Ley del Etiquetado, en los productos de consumo individual.

20 Jun, 2019

Estudio de la Universidad Andrés Bello arrojó inconsistencia en la Ley 20.606 de Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad, más conocida como la Ley del Etiquetado, en los productos de consumo individual.

El etiquetado nutricional ayuda a la población en general a seleccionar de manera saludable su alimentación en base a las necesidades y preferencias del consumidor en forma responsable y segura. Es el principal medio de comunicación entre los productores y el consumidor, y nos permite conocer el alimento, su origen, su modo de conservación, los ingredientes que lo componen o los nutrientes que aportan a nuestra dieta.

“Por ejemplo, uno de los errores más comunes del etiquetado es sobre las bebidas azucaradas, estas si se han fijado no tienen sello, porque efectivamente cumplen con la cantidad de nutrientes críticos en esa porción 100ml, sin embargo, una botella individual de bebida azucarada contiene más de 100ml (generalmente 250ml y más), por lo que en esa porción el nutriente crítico que en este caso es el azúcar si superaría la cantidad limite” comenta Carolina Rojas, jefe de nutrición de la Clínica Vie Et Santé.

Este error en la medición de productos individuales llama al consumidor a fijarse más allá de los sellos y ver el etiquetado completo. Y tener en cuenta estos datos antes de comprar el producto:

“Evitar alimentos que posean más de dos etiquetas negras, por ejemplo; alto en calorías + alto en azúcares. Además, de revisar siempre en el rectángulo de información nutricional, cual es la porción de consumo de ese alimento” comenta la nutricionista.

Por otro lado, siempre es importante preferir alimentos naturales, que a pesar de que tengan sellos, si se consumen en la porción adecuada son beneficiosos para la salud; por ejemplo:  “consumir frutos secos que a pesar de tener sello de alto en calorías, si se consume la porción indicada aportan ácidos grasos de buena calidad a nuestro organismo” enfatiza Rojas.

Además, si se eligen alimentos envasados, siempre se deben preferir aquellos que indiquen mensajes positivos;” alto en calcio, alto en omega3, etc.… y evitar los altos en sodio, grasas saturadas o azúcares” puntualiza.

Y finalmente, lo más importante es crear conciencia en las porciones adecuadas de alimentos, evitando el pensamiento erróneo de consumir en forma libre los alimentos bajos en azúcares, grasas o calorías” finaliza Carolina Rojas.

Relacionados

Lo más reciente