ACTITUD FUTURO

Billy Gould conoció de cerca la «Tula» en su reciente visita a Chile

El pasado viernes, mientras visitaba los estudios de Radio Futuro, tuvo su primer encuentro con la bebida de todos los chilenos.

El pasado viernes, mientras visitaba los estudios de Radio Futuro, tuvo su primer encuentro con la bebida de todos los chilenos.

La tarde del pasado viernes 15 de febrero, Billy Gould estuvo de visita por los estudios de Radio Futuro acompañando en su calidad de ejecutivo del sello Koolarrow a Dubioza Kolektiv, que tocaron en la edición 2019 del Festival WOMAD en Recoleta. Además de compartir en RockShop con Matilda Svensson, y casi al retirarse de nuestros estudios, el bajista de Faith No More tuvo un divertido encuentro con la bebida de todos los chilenos, Tula.

Al ser un frecuente visitante de nuestro país, Gould se tomó con inmediato humor el nombre de la energética que desde el pasado mes, y tras 11 años de ser uno de los grandes virales de Chile, se ha convertido en realidad. El músico no dudó en tomarse una foto sosteniendo una lata de Tula y asomando la polera de la radio del rock.

Para los que aún no la conocen, Tula es un producto perfecto para aquellos que gustan de las bebidas energéticas, ya que su característico sabor y color verde azulado la hacen la mejor opción para mezclar sus tragos y hacerse una Pistula, un Rontula o una Whistula bien helada.

El sabor de Tula en un principio es bastante dulce, pero a la vez se nota que no es específicamente endulzado con azúcar. En sus ingredientes se puede ver que contiene sacarosa y sucralosa, lo que la convierte en una alternativa diferente a lo que ya hay en el mercado, aunque tenga el sello «alto en azúcares».

Además, su sabor no es tan invasivo respecto a otras energéticas, pero se destaca por recordar inmediatamente ese sabor a «jarabe» tan característico y que muchos solían disfrutar cuando eran chicos y estaban enfermos, o a la inolvidable «Kapo sabor Chicle».

Luego de probarla, tenemos la certeza de que «la bebida de todos los chilenos» llegó para quedarse y acompañar a los deportistas, buenos para el carrete y los fanáticos de las energéticas, eso sí, siempre con moderación.

Compartir