ACTITUD FUTURO

Agente inmobiliario salta de un acantilado para ganarse la confianza de clientes

"Haré lo que sea" dijo un individuo que quiso persuadir a una pareja de que era el hombre ideal para vender su vivienda de lujo en Nueva Zelanda.

«Haré lo que sea» dijo un individuo que quiso persuadir a una pareja de que era el hombre ideal para vender su vivienda de lujo en Nueva Zelanda.

Un agente inmobiliario llamado Jock Kooger saltó en traje y corbata desde un acantilado en la localidad de Manly en Auckland, Nueva Zelanda para convencer a dos de sus clientes —dueños de una casa de lujo valorada en 1,5 millones de dólares, de que haría lo que fuera para vender su vivienda.

En la grabación de menos de medio minuto, grabada por al dueña de casa y vrializada en You Tube, que dura menos de medio minuto, se ve cómo el individuo salta al agua con los pies por delante, nadando después hasta la orilla, donde, completamente empapado, sonríe a la cámara antes de chocar los cincocon alguien.

Según cuenta el propio Kooger, prometió a sus clientes que haría cualquier cosa para vender su casa, a lo que su propietaria le preguntó si «incluso saltaría desde un acantilado», reto que el hombre aceptó sin dudarlo, si bien reconoció que vaciló un instante en el momento de saltar.

Revísalo a continuación…

Compartir