Diego Tejeida, Haken: “El progresivo es un reto en dos lados, para el músico y para el que lo escucha”

El tecladista de la banda anticipa cómo se viene el debut de la banda inglesa en suelo nacional, el próximo 26 de enero.

18 Ene, 2019

Por Jorge I. Lagás

El próximo sábado 26 de enero en el Teatro Teletón se presenta por primera vez en Chile el grupo inglés de rock y metal progresivo Haken, una de las bandas que más ha destacado en ese circuito en la última década, con producciones muy aclamadas dentro del estilo. Sin ir más lejos, su más reciente disco “Vector” fue elegido como el mejor álbum progresivo de 2018 por la prestigiosa Prog Magazine, hace algunas semanas.

Es justamente la gira de “Vector” la que los trae por acá. Aunque va a ser su primera vez como Haken, los músicos ya habían tocado en Chile antes, acompañando a Mike Portnoy con Shattered Fortress.

En la espera, hablamos con el tecladista de origen mexicano Diego Tejeida, esto fue lo que contó:

-Diego, ¿cómo aprontan esta primera vez como Haken, aunque ya hayan tocado acá?

-Efectivamente, la mayoría de la banda tocó el año pasado con Mike y Shattered Fortress, así que ya tenemos una idea de cómo es el público, no vamos totalmente a ciegas.

-¿Cómo recuerdas esa vez? Por una parte acompañar a una figura como Portnoy y por otra llegar a un país nuevo siempre es especial.

-Esos shows fueron un gran honor para todos, en lo personal crecí escuchando esos álbumes, como “Scenes from a memory” o “Awake”. Más o menos tenía una idea de Sudamérica, porque el público mexicano es muy energético y efusivo. Así que fue una confirmación de todo eso que esperaba. Como latino, me da mucho gusto estar en lugares así.

-Muy bien, vamos a Haken: ¿cómo han sentido todo el proceso de “Vector”?

-Muy largo. Crear un álbum desde cero es un poco brutal. Hay que tomar en cuenta muchísimos esquemas, no sólo musicales, sino cosas como la portada del disco, el concepto, los colores, el merchandising… todo eso. Siempre es un proceso en que buscamos cambiar la fórmula, salir de la zona de confort. “Vector” no fue la excepción. Es un esquema diferente, letras diferentes… todo eso es arriesgado, porque te enfrentas  a cosas que no dominas al cien por ciento, pero al terminar adquieres nuevas aptitudes y ganas nuevas herramientas. Eventualmente lo que vemos que importa de un álbum es cómo se transmite en vivo, en el escenario. Ahí es donde se ve cómo se transmiten y funcionan las canciones: en vivo. En lo personal siento que lo que tenemos ahora es algo muy energético y emocionante subir al tren a esta velocidad, que es más rápida de lo que teníamos antes.

-De hecho el disco es más pesado e intenso que lo anterior. ¿De dónde viene la idea de hacerlo así?

-Los esquemas pesados siempre han estado presentes, pero esto es algo que habíamos hablado alguna vez, un álbum más pesado y oscuro. Ahora después de las giras de “Affinity” y de Shattered Fortress decidimos que era el momento. Ya todos tenemos más de 30 y es el instante para hacer algo más heavy. Todos tenemos influencias en ese aspecto, así que cuando lo hablamos tuvo todo el sentido del mundo.

-Lo que decías de salir de la zona de confort y estar siempre desafiándose, ¿dirías que es uno de los motores que mantienen a Haken vivo?

-Totalmente. Eso viene de cómo somos como personas. Yo me aburro fácilmente, no puedo estar sin hacer nada. Y somos todos así. Necesitamos constante estímulo. Por eso hacemos prog. Por eso la gente que escucha prog, escucha prog. Porque no pueden escuchar algo que no te rete. El progresivo es algo que reta en ambos lados, reta al músico y reta al que lo escucha. A poner atención, a seguir las propuestas y que de repente te cambien totalmente la idea de donde crees que va y todo eso. Pero todos esos retos al final te dan una recompensa. Por eso no hemos querido nunca quedarnos en una misma zona. Si algo que ya manejamos lo volvemos a hacer, quiere decir que hacer un álbum será sencillo y así nos vamos a aburrir. Tiene algo de masoquista, pero el movimiento es la única forma en que podemos estar satisfechos.

-“Vector” en su contenido tiene muchos aspectos de psicología: psiconálisis, Freud, Pavlov… ¿cómo fue para ustedes sumergirse en esos conceptos? ¿Tenían conocimientos previos o fue todo un nuevo aprendizaje?

-Charlie (Griffiths, guitarrista) fue uno de los primeros que lo propuso y fui muy feliz, porque me encanta todo eso, en particular el psicoanálisis, he leído mucho. Así que para mí fue totalmente mi línea, siempre lo había querido hacer. Si no hubiera sido músico, hubiera sido psicoanalista. Y bueno, surgió naturalmente y creo que sí hubo un poco de investigación, en cuanto a los experimentos de Milgram, Pavlov, Skinner y todo ese aspecto del condicionamiento. Algo sabíamos, pero hubo que aterrizar un poco más. Ahora, no es un álbum de psicoanálisis, sino que todos estos personajes y conceptos nos influenciaron a la hora de crear las letras.

-Finalmente, ¿unas palabras para la gente que los espera en Chile?

-Un saludo a los escuchas de Radio Futuro, los esperamos en el Teatro Teletón.

Las entradas para el concierto están a la venta por sistema Ticketek y tiendas Hites, desde $25.000.

 

Relacionados

Lo más reciente