Robbie Crane, Black Star Riders: “Es una gran cosa que la música de Thin Lizzy viva a través de esta banda”

El bajista del grupo comenta su inminente debut en Chile como parte del festival Santiago Gets Louder meets Solid Rock de este viernes 2 de noviembre en el Movistar Arena.

30 Oct, 2018

Por Jorge I. Lagás

Dentro del cartel del festival Santiago Gets Louder meets Solid Rock, que viviremos este viernes 2 de noviembre en el Movistar Arena, aparte de los cabezas de cartel como Judas Priest y Alice in Chains, destaca también la presencia de Black Star Riders, liderados por el ex guitarrista de la época más estelar de Thin Lizzy, Scott Gorham. Y que en toda su propuesta están teñidos de un espíritu muy en la sintonía del estilo de hard rock melódico que cultivaba la clásica banda del extinto Phil Lynott.

Black Star Riders, de hecho, nació como una nueva encarnación de Thin Lizzy en este nuevo milenio. Después de algunas presentaciones, cambiaron el nombre a Black Star Riders, manteniendo los músicos y editando material original. Ya tienen tres discos, el más reciente es “Heavy fire” del 2017 y ahora llegan a Chile a mostrar toda esta buena cepa.

Así que nos comunicamos con Robbie Crane, bajista de la banda, que además ha tocado con Vince Neil, Ratt y Lynch Mob, entre otros.

-Hola Robbie, ¿qué tal la vida por estos días?

-Estamos fascinados, por lo menos yo hace tiempo estaba esperando la posibilidad de ir a tocar para allá.

-Lo hacen con la gira de su disco “Heavy fire”, un trabajo que de alguna manera ha consolidado la apuesta del grupo, ¿lo sientes así?

-“Heavy fire” es lo mejor que hemos hecho y nos significó pasarlo muy bien en todo el proceso. Con Scott, Ricky (Warwick, vocalista), Damon (Johnson, guitarrista) y Jimmy De Grasso en su momento (baterista hasta el año pasado) nos juntamos en Nashville para darles vida, llevamos a nuestro productor y nos metimos a una sala a grabarlas. Ahí fuimos viendo cómo fueron progresando las canciones hasta llegar a ser como más nos gustaban. Nos dejó muy felices y ahora llevamos más de un año haciendo giras mostrándolo.

-Para todo el mundo, Black Star Riders es una banda que continúa el espíritu de Thin Lizzy. ¿Cómo funciona eso para ustedes, está esa presión o esa responsabilidad del legado de Thin Lizzy sobre ustedes?

-Bueno, la banda nació de la última parte de la gira con que había reaparecido Thin Lizzy. Los integrantes eran Marco Mendoza (hoy en The Dead Daisies), Ricky Warwick, Damon Johnson y Scott Gorham, por supuesto. Creo que a medida que se han ido haciendo discos y ha ido fogueándose el grupo con sus actuaciones en vivo, se ha pasado de llevar la bandera de Thin Lizzy a tener una identidad más propia como grupo. Ahora, es asombroso ver que todo lo que hace Scott tiene mucho de Thin Lizzy y es natural que así sea, si tocó ahí y esa es su formación musical. Para mí es un honor trabajar con él y ser parte de este grupo. Todos somos fanáticos de Thin Lizzy y creo que es una gran cosa que la música de Thin Lizzy viva a través de Scott y por lo tanto a través de Black Star Riders.

-Viéndolos a ustedes y a otras bandas actuales como The Dead Daisies u otras con las que han girado, como Backyard Babies y The Amorettes, da la impresión que este tipo de hard rock goza de buena salud hoy en día, a pesar que algunos insisten en hacer un mal diagnóstico.

-Estoy de acuerdo. Varias de esas bandas tienen propuestas muy buenas y además muy honestas, que responden a una actitud real. Todo ese discurso de que el rock está supuestamente muerto, no lo sé… nos pasa que también tocamos con bandas más viejas como Judas Priest y Saxon, y todas las noches de esa gira estaban agotadas, a recinto lleno. ¿Eso es estar muerto? No lo creo. Me parece genial que esta música siga expuesta a nuevas generaciones, hay gente muy talentosa haciendo algo fresco y con raíces clásicas. La mejor forma de hacerlo.

-¿Ven gente más joven en sus shows también?

-Sí, por supuesto. Nos sentimos afortunados y bendecidos de que eso pase. Porque además se ven interesados, no es que estén ahí contra su voluntad, jajaja. Esto tiene altos y bajos, en los 70 apareció la onda disco y muchos creyeron que destruiría el rock and roll, pero el rock and roll prevaleció. Puede que hoy se viva algo parecido, hay géneros más populares, como siempre, pero no debería importar mucho.

-Para quienes no los han visto, ¿qué se puede esperar de un show de Black Star Riders? Tocan cosas de Thin Lizzy también, ¿no?

-Es un show lleno de energía, Ricky es un monstruo como frontman y toda la banda pone todo lo que tiene. Tocamos cosas de nuestros tres discos, principalmente, y como tenemos a Scott Gorham, también nos gusta tocar canciones de Thin Lizzy, por supuesto. Así que hay de todo.

-¿Cómo han visto las reacciones de la gente cuando repasan material de Thin Lizzy? Para algunos debe ser muy emocionante.

-Seguro, ¡y para nosotros también! Son momentos en que ves la energía saliendo de Scott, es algo que él lleva en la sangre. Y estar ahí tocando con él siempre es asombroso. Espero que lo comprueben en Chile y lo sintamos todos juntos.

-¿Qué planes tienen después de esta gira?

-Vamos a terminar la gira de “Heavy fire” ahora a fin de año. En enero empezaremos a trabajar en nuevas canciones para nuestro cuarto álbum. Ya hemos estado escribiendo, tirando ideas, letras y todo lo necesario. Estén preparados para el nuevo material.

Y por mientras, prepárense para verlos en vivo: viernes 2 de noviembre, Movistar Arena, festival Santiago Gets Louder meets Solid Rock, junto a Judas Priest, Alice in Chains, Criminal, Recrucide y Temple Agents. Últimas entradas por sistema Puntoticket, tiendas Hites, Cinemark y Audiomúsica.

Lo más reciente