Michael Kiske, Helloween: “Cuando hicimos los ‘Keepers’ no teníamos miedo a nada”

El retornado y emblemático vocalista de la leyenda del power metal alemán habló con Futuro del regreso de la banda a Chile, el 31 de octubre en plena noche de Halloween, en el Movistar Arena.

03 Sep, 2018

Por Jorge I. Lagás

La noche de Halloween de este 2018 tendrá un ingrediente especial: se alinearon los astros a nuestro favor y estará tocando en Santiago el grupo más identificado con el concepto de la víspera de todos los santos, los alemanes Helloween. Con la bombástica reunión de sus integrantes históricos, que ha estado rompiéndola por el mundo en este último año.

Incluso lo hicieron también en Chile, con dos actuaciones a tablero vuelto el 2017. A pedido del público, vienen por más, a tomarse el Movistar Arena, el recinto más grande en que se han presentado hasta ahora en el país. Además no estarán solos, ya que completando la jornada estarán Kreator y Arch Enemy, dos bandas de primer orden dentro del actual panorama del metal en el mundo.

Con todo eso en mente, nos comunicamos con uno de los protagonistas de toda esta historia: Michael Kiske, el vocalista de los legendarios discos “Keeper of the seven keys” que retornó para esta instancia, ahora haciendo dupla con el colega que lo reemplazó, Andi Deris. He aquí sus palabras.

-Michael, ¿cómo los tiene esto de volver a darse una vuelta por estos lados?

-Encantados. Sudamérica es grandioso en varios sentidos, desde el clima hasta los fans que son muy estimulantes. Siempre es un placer.

-Ya llevan un año con la gira Pumpkins United, con un éxito tremendo, ¿fue una sorpresa para ustedes encontrar tanto apoyo y tanta locura?

-Para mí ha sido totalmente sorpresivo. Todos estábamos optimistas y no esperábamos nada malo, pero de todos modos ha sido una sorpresa ver cómo salió todo y el éxito que ha tenido. Cuando hiciste una carrera en los 80 y después los caminos se separaron y la banda siguió adelante con otras cosas, todo ese material antiguo agarra otro valor y si haces algo especial puedes interesar a la gente.

-La mayoría del público se siente atraído por revivir el tiempo de los “Keeper of the seven keys”. En tu opinión, ¿qué es lo que hizo que estos discos y esa época trascendieran tanto y hasta hoy se recuerda como dentro de lo mejor que hicieron?

-Creo que es por la edad en que lo hicimos. Yo tenía 18 años cuando hice las voces para el “Keeper 1”. Y todos estaban por ahí, alrededor de los 20. Lo que hicimos fue por puro entusiasmo por la música. Era fanático de varias bandas y estaba alucinado con eso, lo mismo los demás integrantes. Hicimos esos discos sin ninguna preocupación, esa es la mejor forma de hacer música. Y ese espíritu se capturó en esos álbumes. Diría que ese es el secreto, no teníamos miedo a nada.

-Incluso la gente tiene ganas no sólo de escuchar los “Keepers”, también el resto del material. Se nota en la reacción de cuando tocan las canciones de “Walls of jericho” o “Pink bubbles go ape”.

-Es porque cuando pasa el tiempo, la gente reconoce que algunos discos no eran tan malos como pensaron en su momento. Mirando hacia atrás, entiendo por qué algunos fans no estaban dispuestos a seguir todo lo que hiciéramos. Entiendo que “Pink bubbles go ape” puede haberlos confundido, y especialmente “Chameleon”. Porque eran diferentes a los “Keepers”. En ese tiempo no lo entendía, pero lo hago ahora que han pasado tantos años. Lo mismo pasa con los fans, también han ido entendiendo cosas con los años y les pueden gustar canciones que antes no.

-¿Cómo es hacer dupla con Andi Deris? Son cantantes distintos en varios aspectos, pero se ve que hacen buen equipo en el escenario.

-Esa ha sido la mayor sorpresa de todas (risas). No lo conocía personalmente hasta antes de esto y lo único que sabíamos el uno del otro es la imagen que se ha construido públicamente de cada uno. Así que era interesante ver cómo nos íbamos a llevar. Hoy puedo decir que me agrada mucho. Incluso salimos a carretear, a comer y todo. Qué bueno que fue así, porque se hace muy difícil si no tienes onda con el tipo con el que estás tocando. Es increíble cómo la vida nos ha puesto estas historias en la trayectoria de Helloween. Cuando yo me fui, estuve muy enojado. Y ahora cuando volví, entendí todo mejor, encontramos la paz entre todos, es asombroso. En cuanto a Andi, los dos estamos felices. Yo era una especie de piedra en el zapato para él, siempre le tiraron mala onda cuando le tocaba cantar las canciones de los “Keepers” o cosas así. Ahora eso se acabó, porque estamos los dos. Para ambos es positivo. El management estaba muy preocupado, porque si nos llevábamos mal con Andi, no habría tour. O por lo menos no estaríamos trabajando como lo estamos haciendo. Me mandaron a Tenerife, donde vive Andi, estuvimos dos semanas con el manager muy atento. Y salió todo bien, lo hemos pasado increíble.

-Hay grandes planes por delante, van a hacer un disco con esta formación que reúne a integrantes de ayer y hoy. ¿Cómo lo encaran, sabiendo que es un gran desafío por toda la expectativa que hay?

-Está bien que la gente tenga altas expectativas, porque hay varios compositores dentro de la banda y dos vocalistas, así que podemos hacer mucho. Se puede jugar con los diferentes tipos de voces y todo eso. Eso me parece muy estimulante. Es como Kiss, teniendo a Paul Stanley y Gene Simmons. O Linkin Park, que también tenían dos vocalistas. Como dije antes, la vida escribe historias muy interesantes.

-Helloween dio forma a lo que hoy conocemos como power metal. ¿Qué te parece el desarrollo que ha tenido este estilo a través de los años? ¿Te gustan bandas nuevas?

-No estoy siguiendo todo, pero conozco las bandas con las que he trabajado: Avantasia, Edguy… él (Tobias Sammet) es uno de los que tomó influencias de los “Keepers”. Pero fuera de eso, en realidad no sigo mucho. Siempre estoy escuchando música y chequeando bandas que me parecen interesantes, pero en cuanto a este estilo de música, siempre me quedo con Judas Priest, Iron Maiden y bandas así, también Queensrÿche y Black Sabbath. Sigo bandas más que estilos.

-El show de la gira Pumpkins United lo vimos acá el año pasado, estamos felices de repetirlo, pero ¿van incorporando algunos cambios?

-Depende de donde toquemos. Si visitamos un lugar donde no hemos estado, mantenemos el show tal cual. Pero en otros podemos ir cambiando. En realidad somos bastante flojos para irnos aprendiendo otro set. Sigue siendo la gira Pumpkins United, que iniciamos el año pasado, así que bueno, podemos ir sumando otros detalles, manteniendo la estructura esencial.

Las entradas que quedan para esta Helloween Night con Helloween, Kreator y Arch Enemy, están por sistema Puntoticket, tiendas Hites y Cinemark, con valores de $39.000 a $49.000, más cargo por servicio.

 

Lo más reciente