ACTITUD FUTURO

Kelly Marie Tran y el acoso que sufrió en redes sociales: «No fueron sus palabras, es que empecé a creerles»

A través de un extenso ensayo, la actriz de "Star Wars: The Last jedi" dio a conocer sus sentimientos y perspectivas respecto al acoso vía internet que la llevó a eliminar sus cuentas personales.

A través de un extenso ensayo, la actriz de «Star Wars: The Last jedi» dio a conocer sus sentimientos y perspectivas respecto al acoso vía internet que la llevó a eliminar sus cuentas personales.

En junio de este año, Kelly Marie Tran se convirtió a su pesar en emblema de la era de los linchamientos en reds sociales. Harta de sufrir acoso por parte de presuntos fans de «Star Wars«, la intérprete de Rose Tico en «The Last Jedi» decidió abandonar las redes sociales, despertando la solidaridad de muchos seguidores de la saga y llevando a más de uno a preguntarse hasta dónde iba a llegar tanta histeria en línea. Hasta ahora, la actriz había mantenido silencio, pero hoy volvió a tomar la palabra con un artículo en el New York Times donde describe sus experiencias como miembro de una minoría racial (Tran es de origen vietnamita) y arremete contra sus acosadores.

«Lo peor no eran sus palabras, era que estaba empezando a creérmelas«, explica Tran acerca de los insultos recibidos por internet. «Parecían confirmar aquello que me había enseñado el crecer siendo una mujer y una persona de color: que mi lugar estaba en los márgenes y los intersticios, que solo era válida como un personaje secundario en sus vidas y sus historias«, prosigue recordando cómo, a los 9 años, decidió dejar de hablar en su lengua materna para evitar que los demás niños se burlaran de ella. «O aquella vez a los 17 cuando, en un restaurante, acompañada por mi novio blanco y su familia, pedí un menú en perfecto inglés sorprendiendo a la mesera, quien exclamó ‘¡wow, es tan cool que tengan alojada a una estudiante extranjera!«.

Tran explica que anécdotas como esta refuerzan esa visión del mundo según la cual solo las personas de origen blanco, y anglosajón, tratándose de Estados Unidos, pueden tener protagonismo en la vida pública. «Yo me creí esas palabras, esas historias minuciosamente elaboradas por una sociedad construida para mantener en el poder a un solo tipo de persona: un sexo, un color de piel, una existencia«, agrega. Y, tras citar otros ejemplos de discriminación, sentencia: «Me mintieron. Nos han mentido a todos. Y al darme cuenta de eso sentí un tipo distinto de vergüenza: no por quién era yo, sino por el mundo en el que crecí. Y por la manera en la que este mundo trata a todo aquel que es diferente«.

«Quiero vivir en un mundo en el que los niños de color no pasen toda su adolescencia deseando ser blanco. Quiero vivir en un mundo en el que las mujeres no padezcan escrutinio en base a su apariencia, sus actos o su existencia en general. Quiero vivir en un mundo en el que la gente de todas las razas, religiones, clases sociales, orientaciones sexuales, identidades de género y habilidades sean vistos como lo que realmente son: seres humanos. Sé lo importante que es esto. No pienso rendirme«, sentencia Tran antes de cerrar de la siguiente manera: «Tal vez me conozcan como Kelly. Soy la primera mujer de color que ha tenido un papel protagonista en una película de ‘Star Wars’. Soy la primera mujer asiática que ha salido en portada de Vanity Fair.  Mi verdadero nombre es Loan. Y esto ha sido solo el principio«.

Compartir