Neige, Alcest: “La espiritualidad es la razón por la que creé este proyecto”

25 Jun, 2018

Por Jorge I. Lagás

Foto: Getty Images

En los próximas días se apersona nuevamente en Chile el grupo francés Alcest, una entidad que halló la manera de darle una vuelta al black metal tradicional y fusionarlo con otros estilos tan disímiles como el shoegaze u otras corrientes del rock alternativo.

El regreso es este miércoles 27 de junio en el Club Blondie y es con su más reciente disco “Kodama” (2016), una obra conceptual inspirada en la famosa película de animación de Hayao Miyazaki “La princesa Mononoke”, con toda una temática sobre la relación de los humanos con el mundo natural.

Con todo eso en mente hablamos con su fundador, vocalista y multi instrumentista Stéphane Paut, que para estos fines artísticos es conocido como Neige. Acá sus palabras:

-Neige, ¿cómo se apronta esta visita?

-Va a estar muy buena, tocamos en Chile hace un tiempo y ahora volvemos con otro disco. Nos gustó tocar ahí y sabemos que esta vez será incluso mejor.

-¿Cuál es tu evaluación de todo este proceso de “Kodama”? Desde crearlo hasta estar tocándolo en vivo.

-Ha sido un viaje largo y positivo. Tratamos de hacer algo fresco y diferente, pero al mismo tiempo recuperar algunos elementos más heavy en el sonido. Quedamos felices con el resultado y más aún de ver la recepción que ha tenido. Hemos tocado el álbum por varios lados y ahora es el turno de Sudamérica, es la última parte del tour mundial así que le pondremos muchas ganas. El show lo dividimos en dos partes: primero tocamos el disco entero y en la segunda parte repasamos otras canciones de otras etapas.

-La inspiración fue “La princesa Mononoke” y esta relación entre el mundo humano y el de la naturaleza, ¿qué fue lo que encontraste tan potente de eso que te llevó a convertirlo en un álbum de música?

-Fue porque creo que es un concepto muy importante en estos días. Todo lo que tiene que ver con la ecología es clave para mantener el respeto hacia lo que nos rodea. Puede parecer muy obvio, pero necesitamos ser más cuidadosos en ese sentido. En lo personal, me pareció que una buena forma de conectarme con mi espiritualidad era este contacto con la naturaleza. Puede ser visto como un puente entre nuestra realidad y un mundo más espiritual. A veces apunto a eso con acciones como estar frente al mar o en los bosques y la idea fue llevar todo eso a un trabajo musical.

-¿Crees que realmente se puede llegar a la armonía entre el mundo de las personas y el mundo de la naturaleza? Tal vez las culturas asiáticas están más avanzados en eso y acá en occidente tengamos mucho que aprender de ellos.

-Absolutamente sí. Creo que hay una forma de congeniar lo orgánico y el progreso, respetando la naturaleza. Pero ahora estamos lejos de eso. La gente debería estar más consciente, pero a muchos no les interesa. A veces uno va a la playa y todavía hay gente que deja su basura en la arena, me parece inconcebible. Algo tan fácil de evitar. Se parte así, con cosas tan simples. Pero bueno, esto no se trata de decirle a la gente lo que tiene que hacer, el mensaje más de fondo de Miyazaki es la armonía entre los dos mundos y creo que es importante.

-Hablabas de espiritualidad, ¿cuál es para ti tu concepto de espiritualidad? Que me parece es muy importante para todo lo que hace Alcest.

-Sí, de hecho es la razón por la que creé este proyecto. No soy una persona religiosa, me considero a mí mismo una persona muy espiritual. Hay una gran diferencia entre las dos cosas. Ser espiritual es hacerse preguntas sobre la vida y la muerte, la posibilidad de la existencia de un dios… y por otro, lo religioso, que no tiene nada que ver. Cuando era más joven estuve expuesto a visiones sobre otros mundos, por decirlo así. No podría explicarlo bien, pero fue algo hermoso, luminoso e indescriptible. Pensé que la música sería la mejor vía para expresarlo. Ese es el concepto de Alcest: expresar cómo me siento con un pie en el mundo terrenal y otro en el mundo espiritual.

-Ya son casi 20 años de carrera, si miras hacia atrás, ¿qué dirías que ha sido lo más destacado en el recorrido de Alcest?

-Es muy loco cómo ha pasado el tiempo, aunque todavía falta un poco para los 20 (risas). El primer álbum fue muy importante para mí, creo que es la clave para cualquier banda el momento en que sacan su primer disco, siempre es un buen recuerdo. También cuando empezamos a tocar en vivo, fue un tremendo paso adelante. Y todas las giras que hemos hecho por el mundo, todas significan algo especial. Hemos descubierto gente increíble, países increíbles, culturas increíbles, siempre es un viaje en todo el sentido de la palabra. Esos descubrimientos son lo más hermoso.

Las últimas entradas para ver a Alcest este miércoles 27 de junio en el Club Blondie están por sistema Passline y sin recargo en disquería Indie Records del Eurocentro.

 

 

Lo más reciente