ENTREVISTAS

Buen olfato

Editorial de Freddy Stock, martes 05 de junio de 2018.

Justicia para unos, justicia para otros… Lo escribe el ex fiscal Carlos Gajardo en su cuenta de Twitter: “En España condenan a 29 personas a 351 años de cárcel por financiamiento ilegal de la política. La condena provocó además la destitución del (Presidente) Mariano Rajoy. ¿Y en Chile?” Es una pregunta profunda de Carlos Gajardo, profunda e indignante. Porque por corrupción también caen Presidentes en nuestro barrio, como Perú y Brasil. Pero acá, pareciera haber un carril distinto en las filas de los que detentan el poder político y económico.

Ya sabemos que los casos de corrupción que investigaban campañas de Frei, Bachelet y Piñera serán prescritos porque pasó el irrisorio tiempo que existe para investiagarlos. Y, ahora, cuenta La Tercera que después de tres años de haber abandonado el directorio que presidió por 28 años, Julio Ponce Lerou está de regreso en las oficinas de la SQM.

Sí, SQM, la empresa que corrompió la política chilena pagando campañas y cuentas de partidos de derecha y de la Concertación, contrata a Julio Ponce y su hermano como asesores de la compañía que alguna vez fuera chilena. SQM que, pese a todo su pasado, se le extendió la explotación del litio a condición de que se desligara de estas figuras del Chile moderno. Pero SQM se burla del espíritu de la regla y dice que pueden ser perfectamente asesores así que tendrán oficina en el piso 6 del edificio corporativo de la minera.

En otros países, la corrupción, la trampa en la bolsa o la colusión se paga como corresponde. En Chile, la justicia ciega y el aparataje de poder que la origina pareciera tener mejor olfato para distinguir los perfumes más caros y los trajes de mejor corte… Bienvenidos a Palabras sacan Palabras…

Compartir