Recrucide lanza ‘The Cycle’: “Nos desmarcamos del pensamiento que si algo es de afuera es mejor”

11 Abr, 2018

Por Jorge I. Lagás

Ya está afuera hace varios meses, con una muy buena recepción dentro y fuera de Chile, pero ahora le llegó el momento a Recrucide para lanzar oficialmente su más reciente disco “The Cycle”, con un concierto en vivo este viernes 13 de abril en el club Blondie. Una cita a la que además están invitados Nuclear, Audiopsicótica y Entomos, y que tiene entradas a la venta a sólo $5.000 por Ticketek (puntos habilitados en tiendas Hites) y sin recargo en tienda The Knife del Eurocentro.

Esta será además una especie de despedida antes de su gira a Europa, donde estarán tocando por Alemania, Suecia, Noruega y otros destinos, incluyendo el Death Fest que se hace en el país germano. Hablamos unas palabras con Rodrigo Zepeda, vocalista y bajista de Recrucide:

-Rodrigo, el concepto de “The Cycle” y esto de los ciclos, ¿se relaciona justamente con el momento que están viviendo, cumpliendo ciclos e iniciando otros?

-El álbum se conceptualizó apuntando a un tema que a veces es muy evidente, pero los árboles no te dejan ver el bosque. Sentí que hay cosas que se van repitiendo, ciclos nuevos. Nosotros hemos generado varios ciclos y este es más grande, en otra escala, queremos empezarlo y cerrarlo bien. Por eso este lanzamiento grande y lo que viene después en Europa.

-A propósito de ciclos, Recrucide tiene más de 20 años tocando y desde ‘Blood divine’ dieron un salto notorio que los ha ido llevando a otros niveles cada vez.

-Fue ahí que dijimos “parece que esto va bien, pongámonos las pilas”. Siempre tratamos que el disco previo sea nuestro techo y tratamos de superarlo. Con ‘Supremacy’ superamos ‘Blood divine’, tuvimos más vitrina, ganamos el premio Pulsar… ahí tuvimos otro techo, quisimos superarlo con ‘The Cycle’ y creo que efectivamente lo hicimos.

-Hablando de techos, ¿sientes que acá en la escena metal chilena se toca techo pronto? Una vez que ya tienes buenos discos y recorriste escenarios, parece que sólo hay que mirar para afuera.

-Con 20 años dando vueltas, hemos visto nacer y morir bandas. Lo que hemos querido es no preocuparnos mucho de eso, somos muy de autogestión y de ponernos metas más bien amplias. Afortunadamente hemos aprendido, crecido y por ahí nos reconocen un trabajo bien hecho. Hay varias bandas que se toman esto en serio y son muy buenas y están haciendo muy bien las cosas.

-Efectivamente, hoy podemos ver producciones nacionales que no tienen nada que envidiarle a las europeas o norteamericanas, a veces son superiores.

-Creo que acá ya nos desmarcamos de ese pensamiento que si algo es de afuera es mejor. Tenemos dos manos y un cerebro, podemos hacer las cosas tan bien como cualquiera. Nosotros tratamos de ponernos de igual a igual, no hay otra manera. La creación va más allá de un país o una cultura.

-En esa línea, ¿para el show de lanzamiento qué se puede esperar?

-Nos estamos preocupando de tener sorpresas y un escenario coherente con el disco. La puesta en escena es pura energía, los que nos han visto saben lo que generamos. Bueno, hay que verlo, esa es la idea.

-Hace un rato decías que en estos 20 años han visto nacer y morir bandas. ¿Qué fue lo que hizo que Recrucide no muriera, y que siguiera a pesar de los altos y bajos?

-No sé, creo que la convicción. Somos como todas las familias, hay algunos reveses, pero Recrucide ya es parte de nuestra vida. Crecimos, estudiamos, trabajamos, hicimos familias, y lo único que ha seguido estable es Recrucide. Porque es lo que nos gusta.

Lo más reciente