Noticias

Los 6 mejores pedales de distorsión

Artículo publicado originalmente en Reverb.

Estos pedales pueden presumir de tener una personalidad muy definida. No son overdrives, boosts, fuzzes ni ninguna mezcla extraña de los tres. Los seis pedales expuestos a continuación se han diseñado exclusivamente para la distorsión.

Mientras que el overdrive se puede conseguir con un único preamplificador o una única etapa de ampli de potencia, la distorsión tiende a necesitar una ganancia significativa en numerosas etapas. Esta se puede alcanzar mediante etapas de ganancia en cascada en una amplificación con volumen elevado (o volumen bajo mediante un atenuador) o en el interior de un pedal de tamaño reducido.

¿Por qué nos hemos decantado por estos? Representan una gama variada para todos los gustos y bolsillos. Dentro de su ámbito, todos ellos son la apuesta segura en su ámbito de actuación.

  • Modelo, Característica principal
    • Boss DS-1, Ecónómico y de calidad.
    • ProCo RAT 2, La elección clásica.
    • Walrus Audio Iron Horse, Caro pero vale la pena.
    • MXR Fullbore Metal, El más intenso.
    • Wampler Sovereign, El mejor sonido.
    • Stone Dead PDF-2, El más versátil.

Boss DS-1

Un artículo sobre los «pedales con mejor distorsión» no tendría ningún valor si no se mencionara el Boss DS-1. Independientemente del estilo de música y de la configuración del equipo, probablemente se trate del pedal de distorsión más extendido entre los guitarristas y teclistas. Casi todos los guitarristas que has admirado a lo largo de tu vida han usado Boss DS-1 en algún momento de su carrera. Y si lo han hecho, es por algo.

El DS-1 se encuentra alojado en el pedal Boss, duradero y clásico, con tres potenciómetros: tono, volumen y distorsión. Písalo con los niveles a cero para conseguir un sonido limpio o activa la distorsión para entrar en zona fuzz. Es un pedal de distorsión todo en uno, económico e increíblemente dinámico. Es perfecto para crear sonidos sobresaturados.


ProCo RAT 2

El ProCo RAT 2 es otro de los pedales de distorsión para guitarristas y bajistas más popular de nuestra lista. Este pedal, lanzado en 1988, ha sido la herramienta de un amplio abanico de músicos: desde Stephen Malkmus a John Scofield o Kurt Cobain.

Aunque tan solo posee tres controles: distorsión, filtro y volumen, este pedal es muy versátil y capaz de cualquier cosa, tanto sonidos distorsionados como estridentes. Muchos profesionales siguen recurriendo a ProCo RAT 2, sobre todo por su control de filtro. En lugar de funcionar como un control de tono simple, que aumenta los agudos y recorta los graves (o viceversa), puedes colocar el control de filtro al máximo con el botón gradual. Si lo que pretendes es conseguir un sonido con más brillo, tendrás que mantener el control en su posición más baja. El hecho de oscurecer el tono no eliminará los agudos.


Walrus Audio Iron Horse

El pedal de distorsión Walrus Audio Iron Horse se fundamenta en la serie ProCo RAT y los sonidos que emite son tan agradables como el diseño de su carcasa Walrus Audio. En su corazón es un pedal de distorsión, pero si los controles se llevan con precisión a los puntos adecuados, obtendrás un tono propio de un fuzz (pero nunca demasiado disperso ni cerrado).

Además de un interruptor, este pedal cuenta con tres controles: volumen, tono y distorsión. El interruptor maneja tres modos de clipping diferentes. Todos ellos influyen al tono de distinta manera y resultan muy inspiradores. Si dejas el interruptor en el centro, conseguirás activar la posición de distorsión principal del pedal. Si desplazas el interruptor a la derecha, conseguirás un tono con más brillo y menos medios. Por su lado, el izquierdo te ofrecerá más medios y armónicos. Su determinación y versatilidad lo convierten en la opción perfecta para cualquier usuario.


MXR Fullbore Metal

Si eres más metalero, la opción ideal es MXR Fullbore Metal. Este pedal dispone de nada más y nada menos que seis controles para volumen, frecuencia, ganancia, bajos, medios y altos, lo que te brinda la posibilidad de conseguir el tono que estás buscando y darle unas particularidades nada habituales en otros mecanismos de distorsión.

Lo que hace que este pedal sea claramente la mejor opción para los metaleros son sus altísimos niveles de ganancia. Con frecuencia, activar la ganancia en un pedal de distorsión puede implicar la aparición de numerosas sombras de ruido no deseado. No obstante, el MXR Fullbore Metal es la excepción gracias a una puerta de ruido que evita dichos tonos no deseados y que garantiza que el sonido obtenido sea distorsionado, pero no molesto.


Wampler Sovereign

El Wampler Sovereign es otro pedal que ofrece la posibilidad de marcar tu tono con precisión y es el favorito entre los amantes del metal, el rock alternativo y el rock progresivo. Cuenta con cuatro controles para el volumen, los medios, el tono y la ganancia. Junto al control de ganancia, podrás ver dos interruptores que son parte de la «Advanced Gain Structure»: bright/even and boost/standard.

Los pedales como este, es decir, que disponen de numerosos controles e interruptores son más difíciles de manejar. Te puede parecer complicado ajustar el tono la primera vez que lo usas, pero una vez que descubres todo lo que hace y como lo hace, serás capaz de conseguir una gran variedad de sonidos distorsionados y sucios para satisfacer todo tipo de necesidades musicales. Si quieres una versión de este pedal con una potencia aún más elaborada, echa un vistazo a Wampler Triple Wreck.


Stone Deaf PDF-2

El Stone Deaf PDF-2 es un pedal de distorsión concebido para los multiinstrumentistas. Se empareja con las guitarras eléctricas de manera tan sencilla como con el bajo, sintetizador, piano analógico e incluso guitarra acústica. El pedal tiene tres controles para la altura, la ganancia y la frecuencia, un interruptor de encendido/apagado, un interruptor de limpio/sucio y un control gradual para el ancho de banda.

La manejabilidad del PDF-2 lo hace extraordinariamente versátil. Funciona igual de bien con un pedal de distorsión con el canal sucio encendido como con un EQ boost limpio con el canal limpio encendido. Asimismo, este pedal es único a la hora de conseguir efectos phaser y wah-wah mediante los canales limpios y sucios, así como modificando los rangos de ancho de banda y frecuencia con precisión. Una oferta de lo más versátil para todos los estilos.

Compartir