LITTLE STEVEN'S UNDERGROUND GARAGE

Capítulo 47 – The Wild Wild West

wild wild west tv web

Escucha el capítulo completo a continuación…

BLOQUE 1

I Can See For Miles (The Who)

“James Bond arriba de un caballo”. Fue así como James Garrison le vendió al canal CBS la idea de The Wild Wild West. Y no le costó mucho: para 1964, la película Goldfinger estaba en la cabeza de todos. Iba camino de convertirse en uno de los filmes que definieron la década del 60 y la inspiración para muchas películas similares, como Our Man, Flint: Last of the secret agents, jeje, y muchos shows de televisión como The man from UNKLE, The Avengers, El Súper Agente 86, Misión Imposible, Secret Agent Man y sobre todo el que hoy nos ocupa: Wild Wild West. Tomando los elementos de 007 y trasladándolos al salvaje oeste, junto con villanos más grandes –y a veces más pequeños- que la vida, muchas invenciones tecnológicas, una diligencia en vez de un Aston Martin y una partida de guionistas que Fleming habría estado encantado de conocer. Su fórmula era simple: un malo, un elemento sci fi y una chica linda en cada programa. Buena combinación para una historia ambientada en los 1870s, y protagonizada por James T. West un tipo duro, amante de las chicas lindas, y a su partner Artemus Gordon,  inventor de cosas muy raras y maestro de los disfraces: dos agentes del servicio secreto, trabajando para el presidente Ulysses S. Grant, quien los envía arriba de The Wanderer, un tren privado que recorre todo el país combatiendo criminales por todo el oeste. No es casual que Garrison haya sido adelantado a comprar los derechos de la primera novela de James Bond, Casino Royale, después de leerla en el 56. Su interés no duró tanto: los había vendido para cuando Dr. No, el primer filme de 007, llegó a los cines, en 1961. Eso sí, quiso probar con un ángulo distinto en Wild Wild West, y junto con el guionista del episodio piloto Gilbert Ralston idearon la original combinación de western, historia de espías y ciencia ficción. De Ralston fue la idea de sumarle al protagonista un compañero que fuera el lado cerebral que compensara la brutalidad del héroe, y el truco hizo la diferencia: fue la suma perfecta de aventuras, locura, acción, ingenio, estoicismo y fiesta de disfraces. Al revés de lo que ocurría en la película, filmada muchos años más tarde, la serie estaba basada en la gran amistad de los personajes, un poco a la manera de Robert Culp y Bill Cosby, en I Spy; Robert Vaughn y David McCallum, en The Man From UNKLE, y Patrick McNee y Diana Rigg, en The Avengers. West y Gordon: uno de los grandes dúos en la TV de ayer y hoy.

Mr. Soul (Buffalo Springfield)
You Can All Join In (Traffic)
Lost In Translation (Kurt Baker & the Party Animals)
Supersonic (Pearl Jam)
The Wanderer (Dion)

BLOQUE 2

Robert Conrad había trabajado con la futura Girl from U.N.K.L.E., Stephanie Powers, en la película Palm Springs Weekend y en cuatro temporadas de la serie Hawaiian Eye, como el detective privado Tom Lopaka. Como buen marine y doble de acción, era un tipo tan duro como los personajes que solía interpretar. Eso quizás se deba a que Conrad no era un tipo especialmente alto para un héroe  de acción –no más de 1.70 metros-, pero lo compensaba interpretando todas sus secuencias peligrosas, y para los que hayan visto los extras de la recién editada caja de Wild Wild West, sabrán cuán riesgosas eran. Sólo salió herido una vez en las cuatro temporadas, cuando cayó cuatro metros, desde un candelabro directo al suelo y a la clínica, finalizando antes de tiempo las grabaciones ese año, jeje. Nada mal.

Ross Martin había aparecido en Destination Moon e interpretado a un tipo muy siniestro en Experiment in terror. Se había vuelto popular, además, interpretando el segundo papel principal en la serie Mr. Lucky, para la CBS. Fue por eso que la estación pensó en él para el rol de Artemus Gordon –de hecho, no querían a nadie más. Aparte de ser espía y construir todos esos inventos locos para Jim West, se reveló como un maestro del disfraz, de una forma distinta a las máscaras vivientes que usaban Leonard Nimoy y Martin Landau, en Misión Imposible. Durante la serie se pondría cerca de un centenar de disfraces y hablaría en una docena de voces distintas. Nunca fue lo bastante reconocido, pero su gran habilidad sería el link perfecto entre los elementos de ciencia ficción, a lo Julio Verne, y el lado Ian Fleming/James Bond que poseía el programa. Si el casting lo es todo, The Wild Wild West lo consiguió a la primera.

Groovin’ Is Easy (The Electric Flag)
Rollin’ & Tumblin’ (The Gaslight Anthem)
Baby You’re A Rich Man (The Beatles)
I Adore Him (The Angels)

BLOQUE 3

Como toda Buena serie de vaqueros-espías-sci fi que se respete, los villanos de The Wild Wild West eran muy cool. Elegir al mejor es difícil: al tope está el Conde Carlos Mario Vincenzo Robespierre Manzeppi, actuado y sobre actuado por el gran Victor Buono, y sí, uno puede divisar al joven Richard Pryor en medio de su pandilla. También puede divisarse Burgess Meredith, quien también ofició de malo en Batman; Robert Duvall, Boris Karloff, Ricardo Montalbán, Sammy Davis Jr. y Agnes Moorehead, quien se ganó un Emmy por su papel como Emma Valentine, aunque el favorito de todos siempre fue el doctor Miguelito Quijote Loveless, un tipo idealista que se transforma en un maniático genio homicida interpretado por nuestro freak de la semana, Michael Dunn. El guionista John Newball y el productor Fred Freeburger –que algunos reconocerán también en los créditos de Star Trek- se toparon con Michael en un cabaret, como parte de un show con la bailarina Phoebe Van Doren. Michael Garrison, el creador del programa, fue también, y contrató a Dunn ahí mismo; le dio una parte a Phoebe para que cantara con Michael , igual que en su número, y sumó al gigantón Richard Kiel (el futuro “Mandíbulas”, de la serie James Bond), como su guardaespaldas, Voltaire. El malvado Miguelito tenía buenas razones para querer vengarse de todo el mundo: sus antepasados habían sido dueños de gran parte del sur de California, así que en sus diez apariciones en el programa inventaría toda clase de artilugios para destruirla. Además, trataría de reducir a Jim West al tamaño de un muñequito y también meterlo en una pintura. Inventó un carruaje que se impulsaba por sí mismo, una máquina voladora, y una proto versión del LSD… Mucha locura? Nuestro freak de la semana, Michael Dunn.

Look What You’ve Done (The Rolling Stones)
Hey Pock A-way (The Meters)
Goota Get You Out Of My Head (The Satelliters)
I Want You Around (Ramones)
King Midas In Reverse (The Hollies)

BLOQUE 4

Nuestra canción cool de la semana llega desde una de las capitales mundiales del rock: Montreal, Canadá. Recibimos a Elephant Stone:

Motherless Child (Love’s Not For War) (Elephant Stone)
Train Kept A-Rollin’ (The Yardbirds)
Last Train To Clarksville (The Monkees)
Gone Dead Train (Randy Newman)

BLOQUE 5

Seguimos en esta session dedicada a uno de los shows de TV sesentera que nos voló la cabeza: The Wild Wild West. Y demos una rápida revisión: Michael Garrison, el creador del show, comisionó al compositor ganador del Oscar, Dmitri Tiomkin, y también a John Michael Webster, para componer el tema principal. Y los rechazó a ambos! Richard Markowitz sería quien crearía la canción, al mejor estilo de Elmer Bernstein y sus melodías del oeste, calzando a la perfección con el estilo de comic que la serie usaba en su secuencia de títulos y para pasar de una escena a otra e irse a comerciales.

Me acuerdo además de los inventos que Artemus Gordon creaba para su compañero de aventuras, Jim West: una pistola Derringer retráctil (todos sus trajes llevaban una), un cuchillo oculto en el cuello de su camisa, otro que se eyectaba de sus botas, una cuerda que salía de su cinturón. El tren en el que viajaban habían decenas de cosas, incluyendo paredes falsas que funcionaban como armería, y fusiles bajo las mesas. Ya les había contado de la diligencia con asientos eyectables. Pero claro, los malos también tenían recursos: una máquina de crear terremotos, otra que te borraba la mente, cyborgs, marionetas del tamaño de personas, jarros que contenían cerebros que eran usados pero sus poderes psíquicos, un tanque, una poción que te vuelve invisible, otra que te empequeñece, LSD, torpedos, una máquina que hace olas y cristales que implantados en tu cabeza explotaban y te convertían en criminal. No tengo idea de por qué, después de cuatro temporadas y 104 episodios y muy buen rating, la comisión nacional de TV declaró a The Wild Wild West, “peligrosa”. Y CBS la canceló. Nunca los perdonaremos.

Absolutely Sweet Marie (Bob Dylan)
Any Way You Want It (The Dave Clark 5)
Forgotten Man (Tom Petty & the Heartbreakers)
The In Crowd (Dobie Gray)
Deserted Cities Of The Heart (Cream)

Compartir