LITTLE STEVEN'S UNDERGROUND GARAGE

Capítulo 44 – Groucho y yo

groucho marx web

Escucha el programa a continuación…

BLOQUE 1

I’m Against It (Ramones)

Julius Henry Marx, nació un 2 de octubre de 1980. Y por qué eso nos importa, bueno porque el tipo que les habla está tratando de aprovechar todo lo que pueda antes que sus jefes se den cuenta que está loco y lo saquen de aquí, jeje. Él y sus hermanos actuaron por primera vez en el Palace Theater en Nueva York, el 22 de febrero de 1915. Éste se consideraba el lugar más alto al que un acto de Vaudeville podía llegar. A partir de ahí, siguieron en la carretera por otros ocho años, antes de lanzarse a conquistar Broadway, en 1923. El año anterior habían cambiado sus nombres por los que actualmente uno los ubica: Leonard pasó a llamarse Chico, Adolph se convirtió en Harpo, Herbert en Zeppo, Milton en Gummo y Julius adoptó el inmortal nombre de Groucho. Bienvenidos a una edición del Underground Garage donde estaremos celebrando la vida y el legado de Groucho Marx, de una manera tan casual como intensa. Mal que mal, el tipo fue un guitarrista, y quienes lo hayan visto en Horse Feathers sabrán que toca muy bien. En fin, la muerte no es un impedimento este programa. No tenemos prejuicios con esas cosas ni con blancos, negros, árabes, judíos, hetero, gay, artistas, científicos, vivos… no nos importa. Un miembro de la familia es un miembro de la familia. Hey, algunos músicos muertos rockean más y mejor que otros que están vivos y trabajando por ahí. Algunos han tenido sus mayores éxitos después de muerto. He tenido grandes y provechosas conversaciones con gente que ya no está. No estoy bromeando. Cierta gente se pone más precisa, más clara y hace más sentido en su pensamiento, tras su muerte. Tal vez eran igual de interesantes cuando estaban vivos, pero ya saben, la muerte es el perfecto signo de exclamación a lo que antes fue la vida. Le da a esta un perfecto sentido dramático: ya saben cuáles fueron los personajes principales, los altos, los bajos, cuál fue el argumento central. La vida carece de foco, y además uno está demasiado ocupada en vivir la propia para preocuparse de la de los demás. En el marco general de tu trabajo y de cómo lo enfrentaste, a fin de cuentas, seamos francos: la vida está sobredimensionada.

Good Times (Easybeats)
Pourin’ It All Out (Graham Parker & the Rumour)
Forgotten Man (Tom Petty & the Heartbreakers)
School Days (Chuck Berry)
Don’t Let Me Be Misunderstood (Animals)

Partimos este tributo a los hermanos Marx con los hermanos Marx del punk: los Ramones, con I’m Against It, directo desde el otro lado del río, en Queens. Esta la escribió la banda. Bert Kalmar y Harry Ruby escribieron la canción de Groucho (que sirvió de inspiración a los Ramones). Luego seguíamos con Good Times, el gran éxito de los australianos Easybeats, y después Pourin’ It All Out, que Graham Parker & the Rumour grabaron para el increíble Heat Treatment, de 1976, escrita por Graham y producida por Mutt Lange, quien más tarde trabajaría con AC/DC (todo está conectado, ya saben). Nuestro tema cool, Forgotten Man, contenido en Hypnotic Eye, lo nuevo de Tom Petty & the Heartbreakers, coproducido por Tom y Mike Campbell. School days, sólo para recordarles que es un clásico. Llegó hasta el número tres del ranking pop, Chuck Berry en la guitarra, Johnnie Jonhson al piano, Fred Below en batería y Willie Dixon en bajo. Al cierre: Please Don’t Let Me Be Misunderstood, una maravilla de los días de la Invasión Británica, a cargo de los Animals (pero cuya versión original era Nina Simone). Nos vamos a la pausa, escuchando la voz de Groucho en su programa de TV, You bet your Life.

BLOQUE 2

He estado releyendo Groucho Marx and Other Short Stories and Tall Tales, una antología de escritos de Groucho, editada por Robert Bader. Gran lectura. Me gusta mucho leer sobre el mundo del vodevil y sus actos, y bueno, cuando Groucho y sus hermanos por fin llegaron a las películas, habían estado en todas partes: tenía 39 cuando conoció el éxito en grande. Había ganado y perdido cantidades de dinero, y fue totalmente clave al momento de introducir el cinismo como lo conocimos en el siglo XX. Sentía que no había nada que perder, y quizás por eso es que sus películas se mantienen tan bien, respecto de la de los otros comediantes. W.C. Fields era alguien que le hacía el peso, pero cuando Groucho se aplicaba era insuperable, a un nivel en que, en tiempos cínicos y terminales como los nuestros, todavía no logramos darle alcance. El punto de quiebre fue a fines de los 20, cuando su hermano Chico vivía arruinado por gastarse todo en mujeres y caballos, mientras él guardaba cada centavo que tenía en el banco, y luego lo perdía en el crash financiero. De modo que los 30 los vivió sin censura. Hubo muchos tipos que le escribían chistes para sus shows, pero la suya no era una actuación. Nadie es tan buen actor.

She Don’t Care About Time (The Byrds)
Let Her Dance (Bobby Fuller Four)
You Don’t Know Like I Know (Sam & Dave)
Rollin’ And Tumblin’ (The Gaslight Anthem)
Congratulations (The Rolling Stones)

Partimos con She Don’t Care About Time, uno de los grandes temas incluidos en Turn Turn Turn, el segundo de seis o siete grandes álbumes producidos en serie por The Byrds. Escrita por Gene Clark, quien dejó la banda poco después, y producida por Terry Melcher. Luego Let Her Dance, una gran canción de los texanos The Bobby Fuller Four. Grabada en 1965, por el gran Bob Keane, a quien se lo puede escuchar golpeando una botella de vidrio, si tienes puestos los audífonos y estás fumando algo ilegal. Desde Miami para el mundo y para siempre parte de la familia de Memphis, era You Don’t Know Like I Know, por Sam & Dave. Escrita por David Porter e Isaaac Hayes, tal como sus otros hits. Sam todavía da vueltas por el camino y canta increíble, saludos Sam si nos estás escuchando. Rollin’ And Tumblin’, una canción que Gaslight Anthem no le robó a Muddy Waters, esta es su propia versión (con el mismo título), y cerramos con uno de los momentos estelares de la carrera de los Stones: Congratulations, la cara B de Time is on my side, y también en uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, 12×5.

BLOQUE 3

Que tal, seguimos en este Underground Garage, y soy el sexto Marx Brother, Mooko. Porque soy un Mook  (idiota). Y si ustedes se preguntan de dónde sacaron los apodos, bueno, eso ocurrió en Gailsburgh, Illinois, durante un juego de cartas con Art Fischer, un 15 de mayo de 1914,  Art comenzó a dar las cartas y los fue nombrando, uno a uno. El promotor Alexander Wilcox pensó que eran buenos sobrenombres y los convenció de ponerlos en el anuncio. Le dieron una oportunidad y la cosa prendió…

A Well Respected Man (The Kinks)
Shakin’ Street (The MC5)
Fat Girls Dance (Nils Lofgren)
You’re Not An Ordinary Girl (The Temptations)
Circles (The Who)

Comenzamos este bloque con A Well Respected Man, el single número 11 de The Kinks, escrito por el notable Ray Davies y producido por el notable Shel Talmy. Luego Shakin’ Street, sacado del Segundo disco de MC5, Back to the USA, de 1970, escrita y cantada por Fred Smith, y producida por Jon Landau, gran material y poco apreciado en su momento. Fat Girls Dance, un tema cool a cargo de Nils Lofgren y contenido en la caja de 10 discos que resume lo mejor de su inigualable carrera. You’re Not An Ordinary Girl, una de las canciones más grandes de los Temptations, no fue un hit. Fue escrita por varios de los Miracles y producida por Smokey Robinson. Hermosa, no? Y cerramos con Circles, un tema del primero y mejor disco de los Who: My generation. Produjo, también Shel Talmy. Buena noche, ésta, para Shel.

BLOQUE 4

Estamos de regreso con ese “guitarrista eximio”, llamado Groucho Marx, jeje. Lo escuchamos aquí hablar de sus días de vodevil:

“La noche en que debutamos en el Palace Theatre de Nueva York me presenté con bigote postizo. A la semana siguiente teníamos un show en la Quinta Avenida, y estábamos cenando en la calle 28 y llegamos justo cuando la música estaba comenzando en la sala. No tuve tiempo de ir a camerinos y pegarme el mostacho, así que tomé un poco de grasa negra de la tramoya y me dibujé un bigote encima, pero el manager –un irlandés muy enojón- va y antes del segundo acto me encara y me grita: oye, la semana pasada te vi en el Palace con bigote y ahora estás con la cara pintada. Te estoy pagando el mismo sueldo que en el Palace, así que quiero un bigote de verdad! La cosa pudo ponerse negra, pero él era uno y nosotros éramos cuatro, así que de ahí en adelante me pinté el bigote. En cada actuación.”

Así no más: haya sido hace 70 años o hace 70 minutos, los promotores de shows son un ají en el culo. Buena historia, eh? Les garantizo: cuando vean Duck Soup, de los hermanos Marx, se van a sentir como drogados. Es increíble!

Nuestro tema cool de la semana llega desde Plainfield, New Jersey, recibimos en el underground garage a los Doughboys.   

Tears Of A Clown (The Doughboys)
St Valentine (John & Brittany)
Good Thing (Paul Revere & the Raiders)
So Easy Rider (The Bayonets)
Pretty Little Angel Eyes (Curtis Lee)

Todo partía con nuestro tema cool de la semana: Tears Of A Clown, una versión de la obra maestra de Smokey Robinson, por The Doughboys; hacen un buen trabajo haciendo covers, eh? Es la esencia misma del arte garage: chicos blancos versionando temas de negros, y fracasando gloriosamente en el intento. Smokey escribió esta canción junto a Hank Crosby y Stevie Wonder, allá por 1965, pero Berry Gordy retuvo la versión original de The Miracles por más de un año, porque creía que era demasiado extraña. Estaba loco! Era demasiado, incluso para los estándares de Motown. St Valentine, extraído del nuevo EP de John & Brittany, Stories to be told. Good Thing, un clásico de Paul Revere & the Raiders. Luego era el turno de uno de nuestros temas cool: So Easy Rider, impulsado por la vibra increíble de The Bayonets, quienes por fin juntaron todos sus singles en un mismo disco. Y al cierre: Pretty Little Angel Eyes, del gran Curtis Lee, acompañado por The Halos. Escrita por Tommy Boyce y producida por Phil Spector para Dunes Records. Maravilloso.

BLOQUE 5

Estamos en el Underground Garage y tal como dijo Groucho: “digan lo que quieran, yo estoy en contra!” Jeje. Eso sí, vamos a interrumpir nuestro saludo a los Marx para hablar de nuestro freak de la semana: Dewey Phillips, uno de los DJs más importantes que haya existid. Era de Memphis, Tennessee y debe haber sido uno de los tipos más salvajes que se recuerde, ante el micrófono. Hablaba a cien por hora, cantaba junto a los discos, los repetía sin cesar cuando le gustaban, repetía incluso las partes que más le gustaban, mezclaba cantantes blancos con negros cuando nadie lo hacía, era pésimo leyendo menciones publicitarias: se equivocaba con los nombres, y al sponsor no le importaba. Solía decir al aire: “díganles que Phillips los envió”. Fue el primero en tocar a Elvis y también a Jerry Lee Lewis. Era el tipo indomable que estos trataban de imitar en sus canciones. De él fue su idea de bautizar su show como Red Hot and Blue.

Escuchémoslo un poco…

(Suena Dewey Phillips al aire)

Ven? Y ustedes piensan que yo soy un salvaje. Dewey, oh man…

Baby Let’s Play House (Elvis Presley)
The Seventh Son (Johnny Rivers)
Would You Fight For My Love (Jack White)
Rack My Mind (The Yardbirds)
Wild One (Jerry Lewis)

El set partía con Baby Let’s Play House, el cuarto single de los cinco que Elvis Presley, Scotty & Bill (como decía en la etiqueta del vinilo) grabaron para el sello Sun Records, redefiniendo lo que entendemos por rockabilly y cambiando para siempre la historia del pop. Escrita por Arthur gunther y producida por el gran Sam Phillips. The Seventh Son, una del centenar de canciones cool de Johnny Rivers. Johnny y su banda eran los músicos de la casa en el Whiskey A GoGo, cuando Elmer Valentine inventó las Go Go Girls… Would You Fight For My Love, un tema cool de lazaretto, lo nuevo de Jack White. Rack My Mind, por The Yardbirds. Contenida el álbum Roger the Engineer, conocido también como Over Under Sideways Down. Es la clásica era de Jeff Beck al frente de la banda. Y al cierre, nuestro homenaje a Dewey Phillips termina con otro clásico de Memphis: Wild One, de Jerry Lee Lewis en los estudios Sun, producido por Cowboy Jack Clements. Gracias Dewey. Gracias Hermanos Marx.

Compartir