Los estadios chilenos en 1962 (Primera División)

05 Dic, 2013

Santiago Morning 1962

En julio de 1962, la revista Gol y Gol -que había nacido un par de meses antes, para el Mundial- se preguntó por las canchas donde se jugaría ese año el campeonato oficial.

La nota consignaba que de los 18 clubes de Primera (10 de Santiago y 8 de provincia) varios de los capitalinos no poseían estadio propio: Colo Colo, Audax Italiano, Magallanes, Santiago Morning y Palestino. El autor olvidó a la Universidad de Chile, que también debía peregrinar entre Santa Laura y el Nacional.

Cabe recordar que por esas fechas el Monumental de Pedreros ya había sido inaugurado extraoficialmente por primera vez; faltaban 13 años, sin embargo, para que se disputara por primera vez un partido oficial ahí.

Lo más extraño del listado es que en estos últimos 50 años la mayoría de los estadios se achicó:

– Nacional: 77.144 asientos (37.836 galerías y 39.308 tribunas)
– Sausalito, ex El Tranque (Everton): 25.000
– Braden (O’Higgins): 25.000
– La Portada (La Serena): 25.000
– Playa Ancha (Wanderers): 20.000
– Santa Laura (Unión Española): 17.000
– Talca (Rangers): 15.000
– San Eugenio (Ferrobádminton): 14.000
– Independencia (UC): 13.500
– San Felipe (Unión San Felipe): 10.000
– La Calera (Unión La Calera): 8.000
– Quillota (San Luis): 8.000
– Ñuñoa (Green Cross): 3.000

El artículo deja constancia que la Asociación Central de Fútbol había decidido vetar a este último estadio por “su exigua capacidad”. Todo indica que se trata del recinto municipal ñuñoíno ubicado en Av. Rodrigo de Araya y que hoy se llama “Los Jardines”. El no poder acreditar un campo propio fue detonante para la mudanza grincrosina a Temuco.

Las fotos retratan dos postales de 1962 con Santiago Morning como protagonista. Arriba, la barra oficial -con banderines, viseras y pompones- en el Nacional, en un partido ante la U (se divisa al centro a un hincha azul usando un gorrito con el chuncho). Abajo, de local en el estadio Independencia ante Rangers (se le distingue por la curiosa rejita blanca que circundaba a las tribunas). Como se puede ver, en esa época hasta el “Chaguito” tenía hinchada y llevaba una respetable cantidad de gente a la cancha.

Santiago Morning-Rangers 1962

Fotos: archivo revista Gol y Gol.

Lo más reciente