Luis Cruz Martínez, el héroe olvidado

21 Feb, 2013

Luis Cruz Martínez

Torneo Segunda División 1965
Iberia 1 – Luis Cruz Martínez 5
Estadio Fatucen de Puente Alto

Curicó es un caso extraordinario dentro de la geografía futbolística nacional. Desde 1954, nada menos que cuatro clubes distintos han representado a la ciudad en el profesionalismo: Alianza, Luis Cruz Martínez, Bádminton y las diversas encarnaciones del Curicó Unido.

Uno de los que quedaron en el camino fue el Luis Cruz Martínez. Fundado en 1905, el cuadro azul honraba al héroe curicano de la Batalla de La Concepción y hacía de local en el viejo estadio La Granja, entonces con capacidad para 4.500 espectadores.

¿Cómo llegó un club de barrio de una ciudad relativamente pequeña al profesionalismo? A propósito del Mundial, en 1962 la Asociación Central de Fútbol (ACF) determinó una súbita expansión del torneo de Ascenso: Curicó, bastante cercana a Santiago, era candidata ideal. Así fue como -junto a San Antonio Unido, Municipal de Santiago y Valparaíso Ferroviarios- Luis Cruz Martínez fue aceptado en Segunda.

Su estreno fue en grande: tras eliminar a Lister Rossel de Linares, Ñublense, Unión Española y Wanderers, venció en la final del “Campeonato de Preparación” a Universidad Católica, campeón vigente de Primera. La proeza, verificada en el Estadio Independencia, fue presenciada por más de 2 mil curicanos que viajaron a la capital en doce repletos carros de tren; el regreso a la ciudad fue un verdadero carnaval. Ese título en el Apertura, sin embargo, no alcanzó para coronar luego el sueño del ascenso. En el torneo oficial acabarían quintos (su mejor rendimiento histórico).

Luis Cruz Martínez 2La fotografía corresponde a la temporada 1965, cuando golearon como visita por 5 a 1 al colista absoluto de ese torneo, Iberia-Puente Alto (que evitó el descenso al amateurismo por secretaría, una historia repetida que ya revisaremos). Como los iberianos también jugaban de azul -se les puede divisar al fondo de la foto- los curicanos vistieron su uniforme de recambio. Bien engominado, con jopo y todo, podemos ver a Zárate, arquero de ese plantel.

Al año siguiente se dio vuelta la tortilla y Luis Cruz Martínez terminó en el penúltimo puesto, sólo por encima de San Bernardo Central. La ACF -siempre muy estricta con las instituciones provincianas- decretó su regreso a la asociación local amateur, donde aún juega.

En el verano del ‘67 dirigentes curicanos intentaron en vano repostular al Luis Cruz Martínez a Segunda. Meses después, el propio Iberia estuvo a punto de radicarse en Curicó, pero las tratativas fueron infructuosas. Entonces llegó el desbaratado Bádminton, que fue a morir al sur y del cual hablaremos en otra ocasión. Al cabo, más de medio siglo transcurriría antes de que el Club de Deportes Provincial Curicó Unido lograra llevar el 2008 a la “ciudad de las tortas” a la Primera División.

Fotos: Archivo revista Gol y Gol.

Lo más reciente