ENTREVISTAS

Billy Howerdel, guitarrista de A Perfect Circle: “Ver a Pink Floyd fue un momento definitivo en mi vida”

El músico adelanta su debut en Chile como parte de Lollapalooza 2013 y además, comparte su afición por los clásicos del rock.

Por Rodrigo Ulloa.

Billy, lo primero. ¿Alguna sensación de ser parte de Lollapalooza Chile 2013? Es primera vez que vienen por acá

Estoy emocionado por eso. Es mi primera vez en Sudamérica. He trabajado en 4 bandas y ahora podré al fin estar allá. Además, ser parte de un festival siempre es algo cool, aunque hubiese prefiero hacer un show sólo de nosotros, pero también nos podrá ver gente que no nos conoce y así conseguir nuevos fans

¿Ya tiene pensado qué set hacer y cuánto tiempo van a tocar?

Ahora estamos ensayando en Los Ángeles. La verdad no lo sé muy bien. Pueden ser 45 minutos o una hora. En serio que no tengo idea (se ríe).

A Perfect Circle es una especie de monstruo de dos cabezas. Por un lado tú y por el otro, Maynard James Keenan. ¿Cómo es el trabajo conjunto en la banda?

Maynard tiene una fuerza creativa grandiosa. Siempre ofrece algo interesante para poner sobre la mesa. Cada vez y en cada banda tiene algo único y llamativo para entregar.

El último disco en estudio de A Perfect Circle es de 2004 (eMOTIVe) y son en su mayoría covers. ¿Tiene pensando grabar nuevo material pronto?

Claro. Hace poco estuvimos hablando sobre esa posibilidad y tener nueva música en algún punto del futuro. Maynard tiene la agenda copada con sus proyectos, al menos durante los próximos dos años, entonces hay que buscar el tiempo adecuado para hacerlo. El año pasado escribimos una canción que la mostramos en vivo. Probablemente haremos lo mismo el próximo año. Nunca se sabe.

En el eMOTIVe me llama mucho la atención el cover para “Imagine” de Lennon. Lograron darle un nuevo sentido, mucho más oscuro y decadente. ¿Cómo fue la elección de ese tema?

Es un poco depresiva y funciona como todas las canciones en ese disco. Cuando la estábamos preparando, teníamos dos caminos: o la hacíamos fiel a la original o le hacíamos justicia a nuestra manera. Escogimos esta última opción, y para eso debíamos darle nuestro toque. Usamos la canción como un motivo de base, y a partir de eso la trabajamos. La emoción estaba ahí, sólo faltaba plasmarla en el registro. Es una de esas canciones grandes de todos los tiempos. Es icónica de un gran artista y la tratamos de hacer lo mejor que pudimos.

El sonido de tu guitarra es súper particular y reconocible. ¿Cómo fuiste desarrollándolo en todos estos años?

Yo crecí en Nueva Jersey y en esa época las cosas que tocaban en la radio no me inspiraban tanto, quizás porque las escuchaba mucho o porque simplemente no me pegaron. Aún así, disfrutaba de los Stones y The Who.

Luego, más grande, descubrí a Elvis Costello, Killing Joke, The Cure, Squeeze y The Cars, que de hecho fue el primer disco que me compré. Recuerdo que fui con mi mamá a la tienda de abarrotes, y fue súper emocionante, porque lo hice con mi propia plata.

Pero te insisto, soy un gran fanático de Elvis Costello. Luego, cuando empecé a tocar guitarra me pegué con los dos primeros discos de Ozzy Osbourne y por supuesto, con Black Sabbath.

Como guitarrista, tu adn se va componiendo de todas tus influencias y además, de esas experiencias que van tocando tu fibra emocional. Mi búsqueda fue por ese lado, tratando de replicar esa sensación. Para mí, el sonido de lo que hago es producto de una mezcla enorme. Fácil podría nombrar 30 bandas.

Leía en una entrevista que Pink Floyd fue muy importante también para ti…

El primer show que me voló la cabeza fue cuando tenía 16 ó 17 años y estaba aprendiendo a tocar guitarra. Pink Floyd dio un concierto en el estadio de los Giants como parte del “Momentary Lapse of Reason Tour”.

Ese concierto me pegó tan fuerte que a causa de él estoy en la música. Ver a Pink Floyd fue un momento definitivo en mi vida.

En octubre de este año, el baterista Josh Freese dejó la banda. ¿Cómo han funcionado con su reemplazo, Jeff Friedl?

Él tocó conmigo en mi otra banda, Ashes Divide y con Maynard en Puscifer, así que lo conocemos muy bien. Cuando Maynard me contó sobre la posibilidad de hacer esos shows en conjunto, nos hizo mucho más sentido hacerlo con Jeff.

Josh fue nuestro baterista casi desde el principio. Tomó esta decisión de irse para tomar otros compromisos. Él es un hombre de una sola palabra. Nos pareció muy lógico hacerlo con Jeff.

Entiendo que también tienes planes para Ashes Divide

Estamos preparando nuevo disco. Tenemos 11 canciones casi listas. Faltan las letras. La idea es mezclarlo en enero o febrero y lanzarlo durante el verano boreal.

Finalmente Billy, contarte una historia curiosa. Cuando A Perfect Circle fue anunciado como parte de Lollapalooza Chile, un extraño tuit emanó de la cuenta de CNN Chile. Decía textual “A Perfect Circle CTM!”. Obviamente, el encargado se confundió, pero así nos enteramos que es un gran fan de ustedes

Jajajajaja. No sé qué decirte. Me gustaría conocerlo.

Compartir