Tom Araya: “Aún hay muchas razones para estar enojado con el mundo”

Tom Araya: “Aún hay muchas razones para estar enojado con el mundo”
  • 13

  • Abr, 2017

El vocalista anticipó a la radio del rock la llegada del grupo a Chile en concierto. Foto: Getty Images

Por Jorge I. Lagás

El 8 de mayo estará tocando Slayer en el Movistar Arena (entradas por Puntoticket) y cualquiera que los haya visto alguna vez sabe lo que eso significa, un tobogán de emociones y un mosh interminable en torno a clásicos que han marcado el metal de los últimos 35 años. Con su último disco bajo el brazo, “Repentless”, la llegada es a lo grande, así que nos comunicamos con nuestro compatriota, el frontman de la banda, Tom Araya, para que nos cuente cómo se viene.

Acá respondió a nuestras interrogantes sobre la banda, sobre la vida, sobre el mundo, sobre Donald Trump y sobre Jeff Hanneman. Con ustedes, don Tomás Araya:

Tom, su etapa actual está marcada por “Repentless”, un concepto que habla de falta de arrepentimiento. ¿Una declaración de principios por parte de Slayer en los tiempos que vivimos?

Sí. En realidad “Repentless” no es una palabra que exista en el lenguaje inglés, no se encuentra en los diccionarios. Pero sí, es lo que es Slayer: esto es lo que somos, lo que hacemos, y no tenemos arrepentimiento de lo que hicimos y de cómo lo hicimos.

Eso en cuanto a Slayer. En tu caso personal, ¿te arrepientes de algo que hayas hecho o no hecho?

No usaría la palabra “arrepentimiento”, pero sí creo que se perdonan algunas cosas. Slayer es Slayer, todo lo que hemos hecho lo hicimos con un propósito. Así es la vida, aceptas lo que hiciste y avanzas. No se puede cambiar el pasado. Aceptar y avanzar te hace una mejor persona.

Y en ese avance te va cambiando la mirada hacia muchas aspectos. ¿Cómo ha sido para ti, cómo ha cambiado tu percepción de las cosas, desde que empezaste con Slayer hasta hoy?

Bueno, sí, la vida es diferente ahora. Todo cambió cuando me casé y decidimos hacer familia. Ahí te das cuenta que ya no haces las cosas por ti mismo, sino por tu esposa y tus hijos. Ya no es tu vida, es de ellos. Para que tengan un futuro.

Esos cambios son interesantes porque Slayer es una banda de música furiosa y agresiva… y tal vez eso les salía naturalmente a los 20 años, en que estaban enojados con el mundo y no tenían nada. Pero como dices, las cosas cambiaron, ya están más tranquilos, tienen familia, un status de banda grande y exitosa… pareciera que ya no hay tantas razones para estar furiosos. ¿Cómo lo haces para salir a tocar y mantener esa furia y que sea creíble? ¿Hay razones todavía?

Sí, aún hay razones para estar enojado. Hay mucho, de hecho, de lo que pasa en el mundo, que nos pone así. En mi caso, es la música lo que me dirige. Esa es la fuente de energía que siempre he tenido. Desde el minuto en que empezamos a tocar, es la música la que me hace canalizar esa furia. Y una energía que me hace dar el doscientos por ciento, para hacerles creer de que creo en lo que estoy cantando (risas).

Y qué pasa con la gente, por ejemplo, en el país donde vives, Estados Unidos. ¿Crees que la gente está más  enrabiada que hace unos años?

No solamente en Estados Unidos, creo que es en todo el mundo. La gente ya está harta de tanto sinsentido y de la basura burocrática que existe y que controla sus vidas. Todos. Acá en Estados Unidos podemos expresarlo libremente y que no haya mayores repercusiones, pero en otros lados no es tan así.

Eso es peor, cuando no puedes ni patalear.

En algunos lugares necesitan expresarse, pero no está permitido. En Chile se vivió eso, la gente no podía manifestarse. Fueron malos tiempos para Chile y ahora se vive en otras partes del mundo. No es bueno, porque lleva a la gente a levantarse y enfrentarse de maneras no apropiadas y eso puede ser peligroso para algunos.

A propósito de expresarse, hace un tiempo estuviste en una controversia por una imagen que pusiste en internet de Donald Trump con Slayer, a mucha gente no le gustó y se armó toda una pelotera al respecto. ¿Cómo te sentiste con todo eso, cuál era realmente la intención detrás?

Bueno, eso es en lo que se ha convertido Estados Unidos. Un montón de gente que, si las cosas no van de la forma en que a ellos les gusta, enloquecen. Encontré esa foto que me pareció divertida y la compartí y eso es todo. Pero la gente parece que no puede tomar un chiste, reírse de ellos mismos, divertirse. Es asombroso, que esto se ha vuelto una nación de bebés llorones (risas).

No había entonces ningún tipo de compromiso político detrás.

No, alguien lo mandó al Facebook de mi mujer, ella me lo mostró y me reí. Me reí por todo lo que provoca Donald Trump, por cómo es que todo el mundo lo odia. Decidí ponerla y sabía que a alguna gente no le gustaría, pero tenía que hacerlo. Porque bueno… toco en Slayer (risas). Y estar en Slayer implica a veces molestar a la gente (más risas).

Y al final la reacción de los usuarios se salió un poco de las manos, ¿o no?

No esperaba que fuera como fue, al final se salió de toda proporción, la gente empezó a decir cosas realmente malas. Me sorprendió la respuesta. Hubo gente que lo encontró divertido, otros que apoyaron porque apoyan a Trump, otros que no les gustó y no podían creer que yo supuestamente apoyara a Trump (risas). No apoyo a Trump, no voté por Trump ni por Hillary (Clinton). Están lo más lejos posible de ser personajes por quienes votaría. Pero bueno, fue todo con intención de divertirse, que la gente se riera un poco. Y también para hacer enojar a algunos, no esperaba que tantos fans de Slayer se enojaran (risas).

Volviendo a la música, ¿qué se puede esperar para el show?

(En español) La banda más pesada (risas). Un montón de tipos pesados. Pueden esperar a Slayer, siempre tratamos de incluir la mayor cantidad de música en el tiempo que tenemos sobre el escenario y exprimirlo al máximo. Esperamos que todos lo pasen bien y se diviertan. De eso se trata, de divertirse. La diversión importa.

Por supuesto. “Repentless” salió en 2015, ¿están pensando ya en hacer material para un nuevo álbum?

No lo sé. Cuando hicimos el disco había mucha música para tener para rato. Ahora tendríamos que sentarnos a discutir Kerry (King) y yo sobre qué haremos después, los distintos aspectos que tienen que ver con hacer un nuevo álbum. Veremos. Veremos cómo se dan las cosas.

Estamos a pocas semanas de conmemorar un nuevo aniversario de la partida de Jeff Hanneman. ¿Podrías compartirnos algunas impresiones de cómo lo recuerdas a él y todo su legado?

Lo extraño. Pienso en él en todo momento, lo que extraño es nuestra relación de colaboradores. Trabajábamos juntos siempre, él me permitía trabajar con él sus ideas y todo. Pienso en lo que él tuvo que pasar en sus últimos años y fue muy duro. Desearía que estuviera con nosotros. Era una gran parte de la banda. Haría que mucho de lo que estoy haciendo ahora sea más fácil.

Gracias Tom, por último, invita a la gente a que los vayan a ver.

Hola hueones, tienen que ir al show para que se saquen la cresta y escuchen a la banda más pesada del mundo.

Las entradas para ver a Slayer en Santiago, el 8 de mayo en el Movistar Arena, están a la venta por sistema Puntoticket. Como banda invitada están los argentinos A.N.I.M.A.L. y habrá una tercera banda, chilena, que puede elegir el público votando en este concurso de Héroes del Metal.

Lo último en futuro.cl

EN VIVO: Planeta Rock

12:00 — 13:00

X